Los Ciclos de Deudas: ¿Qué Son y Cómo Puedes Salir de Ellos?

By noviembre 21, 2022 marzo 14th, 2023 Sin categorizar, uLink Blog Spanish
Pareja batallando con el pago de sus servicios.

Las deudas nos ayudan a conseguir nuestro título universitario, arrendar un carro u obtener una hipoteca. 

Aunque pedir prestado sea necesario, acumular un exceso de deudas puede limitar tu libertad financiera.

Con el tiempo, las deudas se pueden amontonar y así se crea un ciclo del cual pareciera imposible salir.

En este artículo, presentaremos las características principales de un “ciclo de deuda,” identificaremos las señales que indican que un ciclo de deuda está formándose y revelaremos cinco maneras poderosas con las que puedes mantener tus deudas bajo control. 

¿Qué Es Un Ciclo de Deuda?

Un ciclo de deuda ocurre cuando un prestatario pide repetidamente más deudas de los que puede pagar.

Aunque las deudas individuales —como las tarjetas de crédito— son bastante comunes, un ciclo de deuda es un estado continuo en el que se pide prestado continuamente (es decir, se acumula una suma de deudas individuales), lo que incrementa dramáticamente los intereses de las deudas y eventualmente lleva al incumplimiento de los pagos.

El proceso puede suceder con rapidez. 

Por ejemplo, imaginemos que alguien está planeando comprar una nueva casa. Llamemos “Marta” a esta persona hipotética. Aunque Marta ya tiene deudas estudiantiles que tiene que pagar, ella decide obtener una hipoteca para poder mudarse a la casa que siempre soñó. Ahora, Marta debe pagar sus deudas estudiantiles y su hipoteca cada mes. Es difícil, pero por ahora parece asequible. Algunos meses más tarde, sin embargo, Marta acepta un trabajo en una locación que está a una hora de camino de su casa y necesita comprar un carro para llegar a tiempo. Ahora Marta debe pagar deudas estudiantiles, la hipoteca y un préstamo para autos además de sus gastos corrientes, como la despensa, los servicios públicos y sus tarjetas de crédito. En poco tiempo, las deudas mensuales de Marta empiezan a exceder por mucho sus ganancias mensuales, lo que la fuerza a pedir préstamos adicionales para cubrir sus pagos mínimos requeridos. 

Cada que un préstamo es utilizado para cubrir otros préstamos, estaremos en presencia de una espiral de deuda, también conocida como ciclo de deuda.

Señales de Los Ciclos de Deudas

Las buenas noticias: los ciclos de deuda con frecuencia se pueden predecir

De hecho, hay tres maneras bastante consistentes de determinar si un ciclo de deuda está amenazando tu estabilidad financiera.

1. Vives de Quincena en Quincena

A primera vista, el vivir de quincena en quincena parece bastante inofensivo. 

Después de todo, más del 63% de los estadounidenses gastan todo lo que ganan, incluyendo más del 50% de las personas que ganan más de seis cifras al año.

Sin embargo, vivir de quincena en quincena puede llegar a ser imposible si ocurre algún imprevisto, como la pérdida de un trabajo o una lesión inesperada.

Una situación de emergencia quizás haga que tengas que pedir préstamos adicionales, lo que puede iniciar los primeras etapas de un ciclo de deuda.

Después de todo, vivir de quincena en quincena significa que no tienes un margen para cometer errores.

2. Tu Relación Deuda-Ingresos es más de 50% 

Cuando un prestamista evalúa el perfil financiero de un prestatario, muchas veces se enfocan en su relación deuda-ingresos (DTI, debt-to-income ratio).

Esta es una formula estándar para contrastar el total de tus gastos de deudas mensuales contra tus ingresos mensuales brutos.

Por ejemplo, digamos que pagas alrededor de $2,000 al mes por una hipoteca, $100 al mes por un préstamo para tu auto y $900 al mes por tus tarjetas de crédito. En total, tus gastos mensuales totales de deudas serían $3,000. Si tu ingreso mensual bruto fuera de $5,000, tu DTI sería 60% (porque $3,000 es el 60% de $5,000). Un DTI del 60% es considerado demasiado alto. De hecho, muchos bancos y expertos en finanzas aconsejan a los prestamistas mantener una relación de deuda-ingresos debajo del 35%. Si esa cifra sube del 50%, tus opciones para pedir prestado serán limitadas y quizás estarás en camino de caer en un ciclo de deuda bastante significativo.  

3. Te Es Difícil Ahorrar

Cada vez que ahorrar te parezca imposible, un ciclo de deuda puede estar a la vuelta de la esquina.

Generalmente hablando, una inhabilidad para ahorrar sugiere que tus gastos mensuales son demasiado altos. 

Por otro lado, si es posible para ti ahorrar o invertir consistentemente cada mes, puedes quedarte tranquilo de que tus hábitos financieros están bien. 

Como discutiremos más adelante, crear un presupuesto es el verdadero secreto para ahorrar.

Cómo Salir de Un Ciclo de Deuda

En el Estados Unidos de hoy en día, las deudas son parte de la vida, tanto para las personas nacidas dentro del territorio estadounidense como para inmigrantes.

Si estás endeudado, no estás solo. De hecho, a finales del 2021, el balance total del promedio de deuda de los consumidores era de $96,371.

Como sea que te encuentres con tus finanzas, considera estos cinco tips rápidos para salir de tus deudas:

1. Revisa Tus Finanzas

Como un chequeo médico regular con tu doctor, es importante hacer una auditoría detallada de tu vida financiera cada cierto tiempo.

Separa un espacio para revisar tus hábitos de consumo, incluyendo tus:

  • Gastos más grandes del mes. 
  • Tus pagos trimestrales y anuales.
  • Los estados de cuenta de tus tarjetas de crédito y débito.

Una vez que estés familiarizado con tus hábitos de consumo, estarás listo para hacer cambios verdaderamente significativos. 

2. Revisa Tu Plan de Gastos

Hacer un presupuesto es esencial para evitar los peligros de un ciclo de deuda. 

Para ello, busca enfocar tus gastos solamente en tus necesidades en vez de tus deseos. En otras palabras, prioriza cosas como comida y renta sobre gastos para entretenimiento y viajes, al menos en el corto plazo.

Mientras te adaptas a una manera más moderada de presupuestar, identificarás nuevas oportunidades para gastar a discreción hasta que el ciclo de deuda ya no sea una amenaza. 

Aunque seguir estos cambios puede ser retador en un principio, podrás cosechar los frutos de tu esfuerzo en el largo plazo

Nota: La regla 50/30/20 podría ayudarte a mejorar tu presupuesto. 

3.  Deja de Utilizar Tus Tarjetas de Crédito Por Un Tiempo

Aunque las tarjetas de crédito pueden ser convenientes (y gratificantes), también pueden hacer que sea excepcionalmente fácil caer en una espiral de deuda. 

Después de todo, pagar el mínimo en una tarjeta con intereses altos es una fórmula segura para los problemas financieros.

Por el momento, considera dejar de utilizar tus tarjetas de crédito y utilizar efectivo (o una tarjeta de débito prepagada).

Esto te ayudará a recobrar el control de tus gastos y protegerte de los peligros de endeudarte en exceso. 

4. Consigue Un Trabajo de Medio Tiempo

La llamada “gig economy” hace que sea mucho más fácil ganar un dinero extra. 

Mientras reduces tus gastos, puedes incrementar tus ganancias escogiendo un trabajo a través de sitios web freelance, trabajos adicionales y más. 

Para aprovechar tu tiempo y tu talento, haz click aquí para aprender más acerca de algunos trabajos de medio tiempo para inmigrantes. 

5. Crea un Plan de Pagos Para Tus Deudas 

Cuando se trata de liquidar tus deudas, no hay una salida rápida. Solo estará el plan que hagas para pagarlas y tu habilidad para seguirlo. 

Ya que se trata de un maratón y no se una carrera corta, tendrás que escoger la estrategia para erradicar tus deudas que te atraiga más.  

Por ejemplo, está el Snowball Method  (Método de Bola de Nieve) de Dave Ramsey, el cual promueve la filosofía de pagar tus deudas más pequeñas primero (como las de tu tarjeta de crédito) y trabajar desde abajo para llegar a tus deudas más grandes, como una hipoteca. 

Con el tiempo, podrás desmantelar con deudas más y más grandes hasta que salgas de ellas.

Alternativamente, está el Debt Avalanche method (Método Avalancha), el cuál aconseja a los consumidores a enfocarse primero en las deudas que generan los más altos intereses (y así reduciendo el total de deuda más rápido).

En otras palabras, estarías buscando pagar tus deudas más grandes (como tu hipoteca o tus deudas estudiantiles) antes que cualquier otra cosa. 

Matemáticamente, el Método Avalancha te ahorrará la mayor cantidad de dinero a largo plazo. Aunque quizás no veas resultados al principio, asegúrate de seguir tu plan y las ganancias vendrán

¿Quieres Romper un Ciclo de Deuda? uLink Está Aquí Para Apoyarte

Recorrer el camino para estar libre de deudas toma tiempo.

Empieza por identificar si estás cayendo en un ciclo de deuda. Después, planea de acuerdo con lo que encuentres, sé amable en el proceso y, lo más importante, sé paciente

En uLink estaremos contigo a cada paso del camino.

Mientras resguardas tu libertad financiera, nosotros estamos dedicados a ayudarte a apoyar a tu familia. Por eso proveemos un excelente tipo de cambio, taridas desde $0 y un servicio que es rápido, confiable y seguro.

Lejos de casa—solo a unos momentos con uLink.