5 Tips de Finanzas Personales para Inmigrantes

By enero 18, 2021 febrero 24th, 2021 uLink Blog
Expatriada latinx sentada en el sofá y presupuestando en su computadora portátil

Las personas necesitan tener una rutina. Especialmente los inmigrantes que se están instalando en su nueva vida en los Estados Unidos.

Las rutinas proporcionan la estructura para nuestra vida diaria: desde el momento en que nos levantamos hasta nuestros planes de alimentación, la cantidad de horas que trabajamos cada día y las formas que elegimos para relajarnos por las tardes. 

De todos los componentes de nuestra rutina diaria, el presupuesto es un componente fundamental. 

Como escribió una vez el estadista irlandés Edmund Burke: “Si dominamos nuestra riqueza, seremos ricos y libres. Si nuestra riqueza nos domina, seremos realmente pobres.”

Cuando elaboras un presupuesto, comienzas a tomar el control de tu dinero y de tu futuro financiero.

En esta publicación, analizaremos un método sencillo para la elaboración de presupuestos y revelaremos cómo puedes implementarlo en tu vida diaria.

Regla 50/30/20

Elaborar un presupuesto no se trata solo de pagar tus facturas y servicios a tiempo. Se trata de crear una estructura que te permita vivir con confianza dentro de tus posibilidades, eliminar deudas y alcanzar tus metas de ahorro.

La regla 50/30/20 está diseñada para ayudarte a diversificar y fortalecer tu vida financiera.

Entonces, ¿cuál es la regla 50/30/20? Como popularizó la senadora Elizabeth Warren en su libro All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan, la regla de presupuesto 50/30/20 divide tus finanzas en tres partes: tus necesidades (50%), tus deseos (30%) y tus ahorros (20%).

Necesidades: 50% de tus Ingresos 

Tus necesidades son las facturas que deben pagarse a tiempo, como los pagos de la renta o la hipoteca, los pagos del automóvil, los pagos mínimos de la tarjeta de crédito y los costos de atención médica.

Tus necesidades son fundamentales para vivir. Al seguir la regla 50/30/20, la mitad de tus ingresos después de impuestos deben destinarse a cubrir estos gastos.

La regla 50/30/20 es escalable, por lo que, si tus necesidades requieren más del 50% de tus ingresos, ajusta la fórmula según sea necesario.

Deseos: 30% de tus Ingresos

Tus deseos son los elementos o experiencias no esenciales que mejoran tu estilo de vida.

Como un postre después de la cena, sabe delicioso, pero técnicamente no lo necesitas.

Si bien tus gastos más costosos pueden incluir una escapada de fin de semana o una membresía en un gimnasio, pero tus deseos también pueden incluir compras más pequeñas como pedir una pizza a domicilio o comprar un café con leche de Starbucks.

Tus deseos no son fundamentales para vivir como tus necesidades, por eso trata de limitar el gasto en lujos personales a solo el 30% de tu ingreso mensual total.

Ahorros: 20% de tus Ingresos

Siempre que ahorras dinero, te estás “pagando a ti mismo.” Estás sentando las bases para alcanzar metas financieras a largo plazo como ahorros para la universidad y/o jubilación. En otras palabras, estás invirtiendo en tu futuro. 

Después de satisfacer tus necesidades y deseos, el 20% final de tus ingresos mensuales deben reservarse para tus ahorros. Eso podría significar agregar dinero a una IRA, tu 401k, o invertir directamente en el mercado de valores. Cuanto antes inviertas tu dinero, más rápido crecerá.

Alternativamente, también puedes usar parte del 20% asignado para pagar tus deudas pendientes. Eliminar las deudas con intereses elevados es una de las formas más inteligentes de pagarse a sí mismo primero y proteger tus ingresos futuros.

Finalmente, también puedes considerar usar parte del 20% para construir o agregar a tu fondo de emergencia. Haz clic aquí para obtener más información sobre cómo puedes iniciar un fondo de emergencia. 

Identificación (y Gestión) de los Hábitos de Gasto

Al final del día, la regla 50/30/20 proporciona un marco para que puedas estructurar tu vida financiera. No obstante, siéntete libre de modificar esta regla conforme a tus necesidades.

Para comenzar, haz clic aquí para usar una calculadora de presupuesto 50/30/20 gratuita.

En palabras del filósofo inglés GK Chesterton, “Todo acto de voluntad es un acto de autolimitación. Desear la acción es desear la limitación.” Cuando estableces reglas para ti y tu presupuesto, te liberas.

Entonces, si eliges gastar el 55% de tus ingresos en necesidades, el 20% en deseos y el 25% en ahorros, ¡hazlo! Lo importante es que te comprometas con ello y seas constante.

Para familiarizarte más con tus hábitos de gasto, consulta estas aplicaciones de presupuesto (son gratuitas):

  • Mint: Al clasificar todos los gastos de tu tarjeta de crédito, Mint te ayudará a dividir tus gastos de acuerdo con tu presupuesto 50/30/20. Incluso recibirás notificaciones cada vez que superes los límites establecidos. ¡Haz clic aquí para descargar la App!!
  • PocketGuard: Mientras monitoreas tu presupuesto, PocketGuard buscará excelentes ofertas para reducir tus facturas y servicios mensuales (como Internet, cable, teléfono, etc.) Haz clic aquí para descargar la App.  

Con tantas empresas pequeñas e individuos que comienzan el nuevo año con miedo e incertidumbre sobre sus finanzas, es fundamental que tomes en serio tus finanzas personales y dediques un momento a crear un presupuesto.  

Comienza

En uLink, entendemos las luchas diarias de los inmigrantes en los Estados Unidos. Sabemos que trabajas duro por tu dinero y mereces que se lo entreguen a tu familia de forma rápida y segura.

Envía dinero al extranjero con un excelente tipo de cambio y tarifas desde $0 con uLink.

Además, después de tu primer, segundo y quinto envío, te enviaremos una tarjeta de regalo de $10 para que la disfrutes en los principales establecimientos. Eso es un total de $30 en tarjetas de regalo después de tus primeros cinco envíos con uLink.

A millas de casa, a solo unos minutos con uLink.

¡Envía dinero ahora! 

Share via:

Copy link