El Sistema Crediticio de Los Estados Unidos: Todo Lo que Los Inmigrantes Necesitan Saber

By septiembre 29, 2022 uLink Blog Spanish
Mujer con tarjeta de crédito

El crédito es una poderosa herramienta financiera. 

Es lo que te ayuda a conseguir las cosas que necesitas ahora (como un préstamo para un carro o una tarjeta de crédito), con la obligación de que las pagarás luego.

El sistema crediticio de Estados Unidos está fundado sobre este principio.

Aún así, aunque el crédito juega un papel importante en nuestras vidas financieras, muchos estadounidenses no comprenden del todo el sistema crediticio de los Estados Unidos, ni cómo funciona, ni (lo más importante) cómo pueden conseguir o construir exitosamente un buen historial crediticio. 

Si has emigrado recientemente a Estados Unidos, es muy importante que entiendas los pormenores del crédito para que puedas utilizarlo para fortalecer tu futuro financiero. 

Aquí está todo lo que necesitas saber acerca del crédito:

Reportes de Crédito y Puntuación Crediticia, Explicados

Hay dos conceptos que son esenciales para entender lo que es el crédito: los reportes de crédito y tu puntuación crediticia.

Tu reporte de crédito es básicamente una lista de tu historial de pagos, cualquier préstamo o hipoteca que puedas tener, etc. Está compilado por los tres burós de crédito más importantes de Estados Unidos: Experian, TransUnion, y Equifax.

Por ejemplo, si tienes préstamos para un carro, préstamos estudiantiles o una hipoteca, cualquiera de estos productos de crédito (y tu historial de pago correspondiente) estará enlistado en tu reporte de crédito.

Y luego está tu puntaje crediticio, el cual es una versión simplificada de tu reporte de crédito.

En la mayoría de los casos, tu puntaje crediticio viene en la forma de un número de tres dígitos que abarca del 300 al 850 y que los prestamistas utilizan para evaluar tu solvencia de crédito.

En general, un puntaje menor a 580 recibe una calificación de “Malo”, el cual “demuestra a los prestamistas que el prestatario puede representar un riesgo”, mientras que un puntaje mayor a 670 recibe una calificación de “Bueno” y, por lo tanto, “demuestra a los prestamistas que el prestatario es muy confiable.”  

Tu puntaje crediticio está determinado por cinco criterios:

  • Tu historial de pago, o qué tan consistentemente has pagado a tiempo. Esto representa el 35% del puntaje.
  • Tu coeficiente de utilización de crédito, o cuánto dinero pides prestado de acuerdo con tu(s) límite(s) de crédito. Esto representa el 30% del puntaje.
  • La edad de tu historial crediticio, o el promedio de edad de todas tus cuentas y líneas de crédito individuales. Esto representa el 15% del puntaje.
  • Tu variedad de crédito, o cuántos productos de crédito individuales tienes actualmente. Esto representa el 10% del puntaje.
  • Tu uso de créditos nuevos, o cuántas líneas de crédito has abierto recientemente. Esto representa el 10% del puntaje.

Si has emigrado a los Estados Unidos recientemente, lo más probable es que estés empezando tu historial crediticio desde cero. 

Aunque algunas compañías pueden traducir datos de crédito internacionales a un puntaje equivalente en Estados Unidos, es más probable que tu historial crediticio de tu país de origen se quede ahí. 

De acuerdo con Experian, los antecedentes legales, las diferencias en la manera en que se reportan los datos y las limitaciones tecnológicas son las tres razones principales por las que “los historiales de crédito no te siguen cuando te mudas a Estados Unidos [de otros países].”

Cómo Tener Acceso a Tu Reporte de Crédito

Recuerda que Experian, TransUnion y Equifax son compañías diferentes y, por lo tanto, sus reportes de crédito pueden variar. De acuerdo con la ley federal, tú puedes pedir un reporte de crédito gratis a cada buró una vez al año.

Cuando pidas tus reportes de crédito, tómate el tiempo de comparar cada uno y tomar nota de las discrepancias o errores que se puedan presentar.

Para señalar y rectificar información incorrecta, contacta directamente a las compañías que reportan crédito aquí.

Los Beneficios de Tener “Buen” Historial Crediticio

¿Por qué es tan importante tener un historial crediticio fuerte?

En primera instancia, tener “buen” historial crediticio significa que serás más atractivo para los prestamistas.

En un nivel práctico, tener un “buen” historial significa que es más probable que te autoricen préstamos que necesitarás para vivir tu vida como te la imaginaste. 

Entre más alto tu puntaje crediticio, tendrás una mayor cantidad de productos financieros a tu disposición.

En general, los consumidores con un puntaje de los 650s para arriba son reconocidos como prestatarios “preferenciales” y califican para límites de crédito más altos, préstamos más grandes y anticipos más bajos.  

Y aunque tener un “buen” historial crediticio con frecuencia se traduce en mayor acceso a préstamos, los beneficios no terminan ahí. 

Tener un buen historial crediticio también significa que podrías pagar menos en primas de seguros. Después de todo, muchas compañías de seguros utilizan el puntaje crediticio para determinar sus tarifas. 

De acuerdo con un estudio reciente en seguros para autos, un historial crediticio “malo” incrementa las tarifas más del 61% comparado con consumidores que tienen un historial de crédito “promedio”.

Otros hallazgos aseguran que conductores con peor crédito pagarán $2,500 más por año que conductores con mejor crédito. 

Por otro lado, aquellos que tienen un historial crediticio “muy bueno” obtuvieron reducciones en sus tarifas de casi 25%.

Los hechos hablan por sí mismos: un mejor historial crediticio te puede ayudar a ahorrar una cantidad significativa de dinero.

Una Cosa Más

Si estás en busca de un departamento para rentar, tener un “buen” historial crediticio te puede ayudar tremendamente de dos maneras distintas.

Primero, te puede dar una ventaja competitiva al aplicar a un departamento — especialmente en áreas metropolitanas más pobladas y con requerimientos más complejos. 

Segundo, un mejor historial te puede ayudar a obtener servicios básicos sin la necesidad de hacer un depósito inicial grande o de tener un aval.

Como afirma la Comisión Federal de Comercio (FTC, Federal Trade Comission), “Tener acceso a servicios públicos como gas, electricidad y agua tiene mucho que ver con tu historial crediticio. Entre mejor sea tu historial crediticio, más fácil será obtener estos servicios.”

Ya sea que estés rentando o comprando una casa, tener un buen historial crediticio te puede ayudar bastante. 

Cómo Construir un Historial Crediticio

El historial crediticio es importante, y tener uno “bueno” puede ser realmente importante. 

Pero ¿cómo puedes construir un historial — especialmente si acabas de llegar a Estados Unidos?

Hay muchos caminos para hacerlo, incluidos: 

  • Aplicar a una tarjeta de crédito 
  • Tener una tarjeta asegurada 
  • Ser un usuario autorizado
  • Tener un préstamo específico para construir tu historial crediticio 
  • Obtener un cosignatario 

Para conocer a profundidad acerca de estas (y otras) opciones, asegúrate de leer nuestro blog, “7 Formas de Construir tu Historial Crediticio como Extranjero en los EE.UU

Nota: ¿Preocupado por tus documentos? ¡No lo estés! En casi todos los casos, lo único que necesitas proveer para obtener una tarjeta de crédito (o una tarjeta asegurada) es tu Número de Seguridad Social (SSN) o un Número de Identificación Individual del Contribuyente (ITIN) 

Cómo Mejorar y Proteger Tu Historial Crediticio de Manera Continua 

Establecer y crecer tu historial crediticio es una tarea de toda la vida.

Una vez que construyas la base de un buen historial crediticio, asegúrate de practicar consistentemente estos tres tips:

  • Paga tus deudas a tiempo: esta es la manera #1 de proteger tu puntaje crediticio.

    Nunca olvides tus fechas límite de pago. Después de todo, ¡tu historial de pago representa el 35% de tu puntaje!
  • Mantén tus cuentas viejas abiertas: es bueno tener varias cuentas de crédito abiertas al mismo tiempo.

    ¿Por qué? Porque demuestra que puedes manejar tus obligaciones financieras.

    (Nota: aunque es importante mantener abiertas tus cuentas viejas, ¡evita abrir muchas cuentas nuevas a la vez! Hacerlo podría disminuir la edad promedio de tus cuentas y, por tanto, tu puntaje crediticio.)
  • No Te Extralimites: expertos financieros aconsejan a los consumidores solo pedir prestado 30% del total de sus límites de crédito disponibles.

    Por ejemplo, si tienes varias tarjetas de crédito con un límite de crédito de $5,000, trata de no utilizar más de $1,500 cada mes.

    Si pides prestado una cantidad mayor, estarás extralimitándote y tu puntaje crediticio probablemente baje. 

En última instancia, cuando se trata del crédito, la paciencia es fundamental. Sigue el proceso y los resultados llegarán solos. 

Enviar Dinero a Casa

Aunque construir un buen historial crediticio toma tiempo, mientras tanto puedes apoyar a tus seres queridos en cuestión de minutos.

Con la app de uLink puedes mandar dinero a casa en un par de clicks.

Y gracias a nuestro excelente tipo de cambio y tarifas de hasta $0, podrás enviar más dinero que nunca.

¿Quieres aprender más? Haz click abajo para comenzar.
      ¡Vamos!