Beneficios del Seguro Social para no ciudadanos, Explicados.

By julio 10, 2020 julio 16th, 2020 uLink Blog
Pareja de hispanos jubilados no ciudadanos abrazándose y sonriendo

¿Los no ciudadanos que residen en los Estados Unidos pueden reclamar beneficios del Seguro Social?

La respuesta corta es sí, aunque la elegibilidad depende de varios factores. En este blog se explicarán algunos detalles para que puedas informarte más sobre los beneficios del Seguro Social (y otras formas de ingresos suplementarios) que están disponibles para los no ciudadanos.

Te compartimos un breve resumen de lo que proporciona el Seguro Social, quién es elegible para recibirlo y cómo asegurarte para que disfrutes de los beneficios cada mes. 

Conoce sobre el Seguro Social

En respuesta a la Gran Depresión, el presidente Franklin Delano Roosevelt estableció la Ley del Seguro Social en 1935. Esta legislación ofrecía protección y beneficios para tres segmentos de la sociedad estadounidense: jubilados, cónyuges sobrevivientes y discapacitados.

Si bien la Seguridad Social se ha expandido a lo largo de los años, su función principal como sistema de “pago por uso” sigue siendo la misma. El plan de pensiones de Estados Unidos funciona así: después de gravar los ingresos de los trabajadores actuales, ese dinero se usa para pagar los beneficios para los jubilados a partir de los 62 años de edad.

A partir de enero de 2020, el beneficio promedio del Seguro Social era de $1,503 por mes. Estos números varían según la edad y otros factores contribuyentes. Para las personas en edad de jubilación completa, por ejemplo, el beneficio máximo posible del Seguro Social es de $3,011 mensuales. 

La pregunta es, ¿pueden los no ciudadanos acceder a los pagos del Seguro Social?

¿Quién es elegible para el Seguro Social?

Según la Administración del Seguro Social, los no ciudadanos que están “legalmente en los Estados Unidos y cumplen con todos los requisitos” pueden obtener los beneficios.

Estos requisitos incluyen a los no ciudadanos que:

  • Son residentes legales permanentes
  • Tienen visas que les permitan trabajar en los Estados Unidos.
  • Pueden vivir en el país bajo las disposiciones de unidad familiar o relativa inmediata de la ley de inmigración de EE.UU.

Al igual que con los ciudadanos estadounidenses, los inmigrantes legales pueden calificar para los beneficios del Seguro Social si obtienen suficientes créditos laborales durante sus respectivas carreras.

Cómo acceder al Seguro Social (y otros ingresos suplementarios)

Para trabajar y cobrar los beneficios del Seguro Social, primero necesitarás un número de Seguro Social.

Si no solicitaste un número de Seguro Social durante el proceso de inmigración, puedes solicitarlo fácilmente en una oficina local del Seguro Social. Tendrás que completar el Formulario de Seguro Social SS-5, te recomendamos acceder al sitio web de la Administración del Seguro Social para obtener más información.

Cuando comiences a trabajar para una empresa legalmente establecida en Estados Unidos, se estarán informando tus ganancias salariales al gobierno federal. Estos informes serán acreditados a tu nombre y tu número de Seguro Social, asegurando que recibas los créditos apropiados para tu trabajo.

Para los no ciudadanos que viven en los Estados Unidos, es importante tener en cuenta que habrá algunas implicaciones fiscales para acceder a tus beneficios. Como parte de un conjunto más amplio de reglas que rigen los pagos a los no ciudadanos, la Administración del Seguro Social debe retener un impuesto sobre la renta fija del 30% del 85% de tus beneficios.

¿Cómo afecta esto a tu balance final? La Administración del Seguro Social esencialmente retendrá el 25.5% de tu beneficio mensual. Sin embargo, como puedes estar exento de este impuesto (o sujeto a una tasa más baja), te recomendamos que consultes la Guía de impuestos de los EE.UU. para Extranjeros o que te pongas en contacto con un asesor financiero. En algunos casos, puedes recibir parte o incluso todo este dinero retenido al presentar una declaración de impuestos de los EE.UU.

Si te preocupa que te cobren impuestos tanto en los Estados Unidos como en un segundo país en el que has trabajado, no te preocupes. Estados Unidos ha formalizado varios acuerdos internacionales de seguridad social que aseguran:

  • Que no se produzca una doble imposición del Seguro Social
  • Que cualquier brecha en la protección de beneficios estará cubierta para los trabajadores divididos entre los EE.UU. y otro país

Aquí hay una lista de los países que participan en el Acuerdo Internacional de Seguridad Social de EE. UU.

Acerca de los ingresos de seguridad suplementarios (SSI)

Cuidado, no confundas el SSI con el Seguro Social. El Ingreso de Seguridad Suplementario (SSI) proporciona asistencia financiera básica y ofrece una entrada más amplia de elegibilidad. A diferencia del Seguro Social, los requisitos de SSI no se basan en el historial laboral calificado, sino únicamente en la edad, discapacidad y los ingresos/recursos limitados.

A partir de junio de 2020, el beneficio mensual promedio para SSI fue de $577. Cuando envías tu solicitud de SSI, también se estará solicitando por los beneficios del Seguro Social. Además, en la mayoría de los estados, los beneficiarios del SSI también calificarán automáticamente para Medicaid. A diferencia de los beneficios del Seguro Social, tus beneficios de SSI no serán gravados.

Según la Administración del Seguro Social, los no ciudadanos pueden ser elegibles para SSI si son admitidos legalmente para la residencia permanente o si cumplen con otros requisitos. Puedes ver la lista completa aquí, un requisito adicional establece que debe haber acumulado un total de 40 créditos de trabajo en los Estados Unidos.

Esto puede parecer un gran número (aproximadamente 10 años de trabajo), pero puedes incluir los créditos laborales de tu cónyuge o padre para acelerar el proceso.

Comienza

El Seguro Social puede ser un tema complejo. La buena noticia es que una vez que configures tu cuenta, no tendrás que preocuparse por esto en las próximas décadas. Para cuando tengas que comenzar a pensar en el Seguro Social nuevamente, será por un pago mensual continuo.

En uLink, sabemos lo lento que puede ser instalarse en tu nueva vida. Es por eso que hacemos que el proceso de enviar dinero a casa sea lo más simple y económico posible.

Además, con nuestra última promoción, recibirás una tarjeta de regalo de $10 en tu primer, segundo y quinto envío.

¡Envía dinero ahora!

Share via:

Share via