Dinero y Matrimonio: ¿Cuánto Deberían Ahorrar Las Parejas de Inmigrantes?

By septiembre 29, 2022 uLink Blog Spanish
Couple’s wedding day

Los matrimonios exitosos prosperan con amor, respeto y valores compartidos. Pero también se construyen sobre una base igualmente importante: la transparencia financiera.

El dinero y el matrimonio van de la mano.

Las estadísticas demuestran que una pareja que puede discutir abiertamente (¡y amorosamente!) acerca de sus finanzas tendrá una relación más duradera. Por otro lado, las parejas que evitan abordar el tema del dinero no solo presentan más estrés, sino que son mucho más propensas a divorciarse

La cuestión es: ¿cuánto deberías ahorrar antes de casarte? Aunque discutiremos los detalles más adelante, aquí hay algunas buenas noticias mientras tanto:

No necesitas ser adinerado para casarte, ni mucho menos. En realidad, tú y tu pareja simplemente necesitan mantener un diálogo abierto acera de sus ingresos, sus presupuestos y todo lo que hay de por medio. 

Cuando se trata del matrimonio, una abundancia de honestidad siempre supera la riqueza material. Ya sea que te hayas comprometido recientemente, se esté aproximando el día de tu boda o apenas estás considerando el matrimonio como una opción viable, aquí tienes algunos tips financieros mientras te preparas para seguir con el siguiente capítulo de tu vida. 

Cuánto Debería Ahorrar, Explicado

El matrimonio es una de las más viejas instituciones sociales y ha prosperado en un sinfín de sociedades alrededor del mundo. Y aunque el matrimonio es considerado como uno de los pilares de la civilización, los pormenores son diferentes para cada generación. Por ejemplo, en 1960 el promedio de edad para casarse era 22. ¡Justo saliendo de la universidad!

Hoy en día, la edad promedio del matrimonio está más cerca de los 28. Cuando las personas se casaban en 1960, lo hacían con mucho menos dinero que los que se casan hoy. 

El punto es que no hay una forma “correcta” de casarse. De igual manera, no hay una cantidad de dinero “correcta” que debas tener en el banco antes de llegar al altar. 

Aun así, los expertos en finanzas modernos alientan a los esposos a tener cada uno un año de salario en ahorros. Por ejemplo, si ganas $60,000 al año, lo convención sugiere que guardes esa misma cantidad en el banco antes de intercambiar los anillos y decir: “acepto.”

Nota: Esta cantidad incluye tus ahorros en efectivo, tus activos y cualquier dinero que tengas en cuentas de retiro o de corretaje. 

Sin embargo, tener un año de salario en ahorros es la situación ideal. Y para la mayoría de los estadounidenses, lo ideal simplemente no es práctico. De hecho, 86% de las parejas que se casaron en los últimos cinco años empezaron su matrimonio endeudados

Ya sea que estés casado o soltero, las deudas son parte de la vida y no deben ser una razón para evitar que te cases. En vez de eso, deberían ser una oportunidad para tener una conversación abierta acerca del dinero entre tu pareja y tú. 

Después de todo, la deuda en sí no es el problema. Las deudas ocultas son la verdadera amenaza para una relación duradera. 

Parte 1: Ten “La Plática del Dinero”

Como indudablemente ya sabes, la comunicación es esencial en una relación romántica. 

Y si tú y tu pareja ya han hablado acerca de sus finanzas antes, ya están empezando con el pie derecho. Si no lo han hecho, ahora es el momento perfecto para hacerlo. Sírvanse una taza de café (¡o una copa de vino!), y aborden la conversación. 

Durante la “plática de dinero,” la meta inicial es simplemente decirle a tu pareja dónde estás parado financieramente. Repasa las cosas básicas, como tu salario mensual, tu presupuesto, tus hábitos de consumo y cualquier deuda que podrías tener (como deudas universitarias o tarjetas de crédito). Está bien empezar con un panorama general para luego abordar temas más específicos.   

Solo recuerda: si eres honesto hoy, no tendrás que esconder nada mañana.

Parte 2: Definan Sus Metas Juntos

Ya que hayan establecido su situación financiera, es hora de discutir sus metas a largo plazo.

  • ¿Cómo te imaginas su futuro juntos?
  • ¿Cómo lo ve tu pareja?
  • ¿En qué coinciden y en qué difieren?

Aunque el dinero se mide en números, las compras están motivadas por aspectos intangibles como la personalidad y los estilos de vida. Por ejemplo, a lo mejor tú disfrutas ir de compras cuando te sientes mal, mientras que tu pareja es más ahorradora. A lo mejor tu pareja tiene la expectativa de salir de vacaciones dos veces al año, mientras que tú preferirías guardar ese dinero para una hipoteca. A lo mejor tienes ambiciones de carrera a largo plazo, mientras que tu pareja prefiere trabajar de medio tiempo. 

De cualquier forma, los hábitos financieros son una extensión de nuestros deseos internos. En casi todos los casos, nuestro punto de vista con respecto a las finanzas está bastante influenciado por nuestra cultura, nuestra familia y nuestra exposición inicial al dinero. 

En última instancia, hablar de finanzas puede ser profundamente personal, así que intenten ser pacientes el uno con el otro cuando pongan sobre la mesa sus perspectivas y definan sus metas.

Para ayudarte a llevar la conversación, considera hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde vamos a vivir?
  • ¿Tenemos la intención de comprar una casa?
  • ¿Queremos tener hijos?
  • ¿Vamos a depender de uno o dos ingresos?
  • ¿Cuáles deudas vamos a pagar primero?
  • ¿Cuánto podemos ahorrar cada mes?
  • ¿Cuánto deberíamos ahorrar para nuestro retiro?

Al final, estas preguntas te ayudarán a determinar su compatibilidad financiera antes de casarse. Aunque no es el punto de la conversación que los dos estén completamente de acuerdo, el punto sí es estar buscando la transparencia total.

Una vez que sabes dónde estás parado, podrás llegar a acuerdos que promuevan su bienestar individual y colectivo. 

Nota: Si has inmigrado recientemente y planeas apoyar a tus seres queridos en tu país de origen, asegúrate de incluir eso en tu conversación. Infórmale a tu pareja cuánto dinero enviarás a tu familia y qué tan frecuentemente lo harás. 

Parte 3: Algunos Breves Tips para Considerar

Tú y tu pareja son un equipo.

Con la estrategia correcta (y un poco de paciencia), podrán cumplir consistentemente con sus metas a corto y a largo plazo.

Para ayudarte a empezar, considera implementar estos tres pequeños tips en tu arsenal financiero:

1. Crea Un Presupuesto

Ya sea que estés casado o soltero, un presupuesto es la herramienta financiera más confiable que puedes tener. 

Míralo de esta manera: si tú y tu pareja pueden tener confianza al mantener un control de cuánto gastan al mes, ambos serán prácticamente imparables.

La mejor parte es que puedes hacer un presupuesto desde tu smartphone o tablet.

Prueba algunas poderosas (y populares) apps para hacer presupuestos como Mint y Goodbudget para facilitar la manera en que ahorras. 

2. Aborda Primero Las Deudas Más Grandes

Las deudas son parte de la vida.

Esto es un hecho, aunque vengan de tarjetas de crédito, préstamos universitarios o gastos médicos. En 2021, por ejemplo, el balance promedio de una tarjeta de crédito era un sorprendente $5,221.

Si tú y tu pareja tienen deudas, no están solos.

Afortunadamente, solventar las deudas más grandes primero es la manera más rápido de tener libertad financiera. Una vez que has superado los números rojos, podrás perseguir tus metas más anheladas.

Pon tus deudas más grandes en la mira, escoge una estrategia para pagarlas y adhiérete a ella. 

Si puedes empezar este proceso antes de casarte, ¡mejor! 

3. Haz Un Fondo Para Emergencias

Ok, quizás no es viable ahorrar un año entero de salario antes de la boda.

Eso está bien. De hecho, más del 56% de los estadounidenses no puede cubrir una factura de $1000 con dinero de sus ahorros.

Mientras se acerca la fecha, asegúrate de presupuestar un fondo para emergencias.

A lo mejor puedes empezar con la meta de ahorrar tres meses de tus gastos corrientes. A lo mejor empiezas con una meta de seis. O mejor aún, quizás vas a intentar poner doce meses de salario en el banco. 

Cualquiera que sea tu estrategia, ten en cuenta que cada dólar que pongas en el fondo para emergencias te vendrá muy bien cuando venga un mal día. Hasta entonces, tú y tu esposa tendrán más confianza y estarán más tranquilos sabiendo que su futuro está seguro. 

¡Una Última Cosa!

A diferencia de los planes de inversión comunes y corrientes, estos tips no son simples estrategias “automáticas”.

No esperes a que lleguen tiempos difíciles para hablar de tus finanzas. Más bien, mantén la conversación todo el año. Entre más consistentemente lo hagas, más fácil será.

Y para darle emoción a las cosas, podrías incluso convertir una cita ocasional en una discusión financiera a profundidad. 

Los secretos promueven el estrés y el evitar las cosas incrementa la ansiedad, mientras que la consistencia genera calma, especialmente en matrimonios, y especialmente cuando se trata de dinero. 

Siguiendo Adelante 

En uLink estamos dedicados a ayudarte a ahorrar dinero en tu camino hacia el matrimonio (¡y más allá!)

Con excelente tipo de cambio y tarifas desde $0, puedes enviar más dinero a casa que nunca. Y cuando usas la aplicación de uLink Money Transfer, puedes evitarte los tiempos de espera y las tarifas ocultas y enviar dinero a casa a más de 156,700 lugares en 67 países.

Además, obtén una tarjeta de regalo de $10 después de tu primera, segunda y quinta transacción para que las uses en tus tiendas favoritas. Es decir, obtén $30 en tarjetas de regalo después de tus primeras cinco transacciones con uLink.

Lejos de casa — solo a unos momentos con uLink.

    Envía Dinero