Declararse en Quiebra como Inmigrante: Lo que Necesitas Saber

By junio 28, 2021 uLink Blog
pareja casada mirando documentos fiscales

Todos podemos pasar tiempos complicados. 

Declararse en bancarrota puede generar algo de desesperación, pero es el primer paso para eliminar todas tus deudas y recuperar tu independencia financiera.

Declararse en quiebra es un procedimiento legalmente ordenado. Si vives en los Estados Unidos y te declaras en bancarrota, es tu derecho legal hacerlo, ya seas ciudadano, residente o inmigrante.

Aunque hay seis capítulos diferentes que hablan sobre la quiebra, el Capítulo 7 y el Capítulo 13 son los formularios más comunes y útiles para las personas.

De hecho, la quiebra está lejos de ser infrecuente. Solo en 2019, más de tres cuartos de millón de personas se declararon en quiebra. 

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la declaración en quiebra como inmigrante:

La Ley Está de Tu Lado

Para la mayoría de los inmigrantes, declararse en bancarrota no afecta su estado migratorio (o su solicitud de ciudadanía estadounidense).

De hecho, ni siquiera se necesita ser ciudadano estadounidense o tener una Green Card para declararse en quiebra. Aunque no se necesita un número de seguro social (SSN) para completar el papeleo, se tiene que incluir el número de identificación fiscal individual (ITIN) para proceder con la presentación.

Buenas noticias, si estás en medio de completar tu solicitud de ciudadanía o solicitud de tu Green Card, el proceso no se detendrá si te declaras en bancarrota del Capítulo 7 o del Capítulo 13.

La ley federal te protege de cualquier tipo de discriminación a causa de tu quiebra. De acuerdo con la Sección 525 del Código de Bancarrotas de los Estados Unidos, “una unidad gubernamental no puede negar, revocar, suspender o rechazar… una persona que es o ha sido un deudor en virtud de la Ley de Bancarrotas”.

Si bien la ley está de tu lado, pero es importante tener en cuenta las raras circunstancias en las que las autoridades de inmigración podrían amenazar tu estado migratorio.

Circunstancias que Pueden Afectar Tu Ciudadanía

Como ya sabes, la solicitud de ciudadanía estadounidense gira en torno a una evaluación sobre un “buen carácter moral”.

Según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), el buen carácter moral se define como aquello “que está a la altura de los estándares de los ciudadanos promedio de la comunidad”.

Una de las principales métricas del carácter de un ciudadano es su compromiso con el pago de impuestos. Es por eso que las solicitudes de ciudadanía preguntan sin rodeos: “¿No has presentado alguna vez una declaración de impuestos federal, estatal o local?”

Para ser claros, la bancarrota no puede y no será utilizada para testificar en contra de tu “buen carácter moral”. Como se mencionó anteriormente, solicitar el Capítulo 7 o 13 es una acción legalmente protegida, y está dentro de tus derechos individuales declararte en bancarrota.

 

Sin embargo, si alguna vez has mentido en algún formulario federal (como tus declaraciones de impuestos), proporcionaste a sabiendas estados financieros falsificados o has sido condenado anteriormente por un delito, tu declaración de quiebra podría exponer indirectamente esas irregularidades y otorgarle al USCIS o al Servicio de Control de Aduanas de Inmigración (ICE) motivos para emprender acciones legales adicionales (o la denegación de tu solicitud de inmigración).

Lo mismo pasa si las razones para declararte en bancarrota son sospechosas, como cuando alguien busca evitar pagar la pensión alimenticia o la manutención de sus hijos.

En contraste con las evaluaciones de “buen carácter moral”, estos delitos a menudo implican una acusación legalmente conocida como “depravación moral”.

Según el Centro de Recursos Legales para Inmigrantes, “depravación moral” es un término técnico y legal “para una categoría de delitos penales que pueden convertir a un no ciudadano en deportable, inadmisible y/o excluido del alivio”.

Los motivos para determinar la “depravación moral” a menudo se centran en delitos como la evasión de impuestos, la emisión de cheques fraudulentos, el robo de identidad, la falsificación de números de seguro social o el uso ilegal de tarjetas de crédito.

Protégete y Protege tu Futuro

Ya sea que simplemente estés haciendo tu debida diligencia o estés listo para declararte en bancarrota, protégete continuamente en todos los puntos de tu vida reportando verazmente tu información financiera al gobierno.

No hay excepciones a esta regla, y si te adhieres a ella, estarás seguro. 

En última instancia, si has informado con precisión tus impuestos anuales, no has participado en ninguna actividad financiera ilegal y no tienes antecedentes penales, tu quiebra no desencadenará ninguna otra acción legal en contra de tu estado migratorio.

Aun así, si tienes menos confianza en la evaluación de tus antecedentes fiscales o penales, asegúrate de ponerte en contacto con abogados de inmigración a medida que avanzas con tu declaración en bancarrota.

Aprovecha todos tus recursos disponibles antes de participar en cualquier procedimiento legal.

Envía Dinero con uLink

Tienes bastante de qué preocuparte. En uLink, nos esforzamos por simplificar el proceso de envío de dinero a casa para que puedas hacerlo de forma rápida, segura y asequible.

Con nuestra aplicación móvil, puedes omitir los largos tiempos de espera, las tarifas ocultas y enviar dinero a casa rápidamente. Gracias a nuestra red global, puedes enviar dinero a más de 143,000 ubicaciones en 51 países. Y con nuestras excelentes tasas de cambio, tarifas bajas desde $0 y ofertas promocionales frecuentes, puedes enviar más dinero a casa y ahorrar más.

uLink también te ayuda a pagar los servicios de tu familia. Con una pequeña tarifa de $2.99, puedes hacerte cargo de la electricidad, el agua, el gas, Internet, las facturas de teléfono y mucho más de tus seres queridos en dos días hábiles. ¡Clic aquí para saber más!

A millas de casa, a solo unos minutos con uLink.

Envía Dinero Ahora

Share via:

Copy link