3 Consejos Para Empezar Tu Negocio Como Inmigrante En Los EE.UU

By julio 31, 2020 febrero 25th, 2021 uLink Blog
Joven pareja de inmigrantes latinx iniciando un negocio en los EE. UU.

Los inmigrantes emprendedores son una fuerza importante y poderosa en la economía estadounidense. Si vienes a los Estados Unidos para comenzar tu propio negocio, estás en el mejor momento. 

En 2017, la Nueva Economía Americana (NAE) informó que más de 3.2 millones de inmigrantes contaban con su propio negocio. Esto significa que más del 20% de los empresarios estadounidenses son inmigrantes, y esas empresas generaron $1.3 billones en ventas  totales en 2017.

Esto no es una casualidad. Los estudios muestran que los propietarios inmigrantes están creciendo anualmente, como lo hicieron entre 2016 y 2017 en un 4.6%. De hecho, la NAE descubrió que más del 40 por ciento de las empresas Fortune 500  “tenían al menos un fundador que emigró a los Estados Unidos o era hijo de inmigrantes”.

Está claro que los inmigrantes son dueños de negocios altamente exitosos en los Estados Unidos, pero ¿qué tan difícil es comenzar?

Aquí te compartimos 3 Consejos Para Empezar Tu Negocio Como Inmigrante En Los EE.UU

1) Elegir La Estructura De Tu Empresa

Como inmigrante cuentas con dos opciones para crear tu empresa: una corporación C o sociedad de responsabilidad limitada (LLC). A continuación, te explicamos los beneficios de cada una:

Corporación C

Los beneficios legales de las corporaciones C son bastante atractivas para los dueños de un negocio. Las principales ventajas son:

  • Responsabilidad limitada: como accionista, solo eres responsable de las deudas de la compañía hasta el valor de tus acciones. Eso significa que no puedes ser demandado ni responsabilizado por las deudas u obligaciones de tu empresa.
  • Existencia perpetua: tu negocio seguirá existiendo si se declara en bancarrota o incluso si falleces. 
  • Identidad legal separada: a los ojos del gobierno, tu corporación conserva sus propios derechos y deberes separados de los tuyos. Esto significa que tus activos personales están protegidos de los acreedores.

La única desventaja de una corporación C es su doble imposición. En resumen, una corporación C pagará primero el impuesto sobre la renta corporativo sobre sus ingresos anuales. Ese ingreso después de impuestos se paga a los accionistas (incluyéndote), quienes deben pagar impuestos sobre la renta personal sobre esos dividendos.

Afortunadamente, hay formas de reducir significativamente estos impuestos. Puedes buscar el consejo de un asesor fiscal con experiencia antes de construir tu corporación C.

Sociedad de responsabilidad limitada (LLC)

Es una estructura de empresa híbrida, las LLC combinan elementos de corporaciones y sociedades limitadas. Al igual que con una corporación C, los miembros de una LLC están protegidos de las deudas y responsabilidades de la empresa.

No obstante, con una LLC obtienes los beneficios de:

  • Entidad de flujo continuo: para evitar la doble imposición, las LLC se consideran como “entidades de flujo continuo” donde los ingresos pasan directamente a los propietarios / inversores. Esto garantiza que se te graven impuestos una sola vez.
  • Flexibilidad mejorada: dado que las LLC son una asociación, tú y tus copropietarios tendrán más libertad para decidir cómo se dividen las ganancias.
  • Menos burocracia: las LLC no requieren que crees una junta directiva o que organices reuniones de accionistas. Eso significa menos papeleo y burocracia para ti y tus copropietarios.

2) Elegir Un Estado Para Registrarte

Estados Unidos ofrece una amplia gama de estados para registrar negocios. ¡50, de hecho!

Los mejores estados proporcionan tarifas anuales razonables, bajos impuestos sobre los ingresos corporativos y tarifas de formación asequibles. Aquí hay algunas consideraciones clave para tener en cuenta al comparar los precios:

  • Impuestos estatales: desde el impuesto sobre las ventas hasta el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre la renta corporativo sobre bienes y servicios vendidos, el impuesto sobre la propiedad personal y más, hay innumerables formas de evaluar la “amabilidad” fiscal de cada estado.

La Tax Foundation publicó un reciente estudio y clasificó a Wyoming, Dakota del Sur, Alaska, Florida y Montana como los estados más favorables a los impuestos para los propietarios de negocios. Por el contrario, estados como Nueva York y Nueva Jersey se clasificaron como estados con tasas de impuestos más altas. Investiga un poco para ver qué estados ofrecen la mejor combinación de protección comercial y opciones de estilo de vida que se adapten a tus necesidades.

  • Franquicia baja e impuesto LLC: no todos los estados requieren un impuesto anual de LLC basado en tu ingreso de trabajo. Algunos estados (como Delaware, por ejemplo) ofrecen una tarifa fija de bajo costo.

Una vez que te establezcas en el estado correcto, puedes comenzar el proceso de registrar tu negocio.

3) Asegurando La Financiación Para Tu Negocio

Este paso a menudo puede ser la parte más abrumadora de iniciar un negocio. Afortunadamente, hay muchos recursos excelentes para los inmigrantes que buscan despegar sus negocios.

Aquí hay tres de los mejores préstamos para pequeñas empresas: 

  • Préstamos de la SBA: la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) es la agencia gubernamental que apoya a las pequeñas empresas. Su misión es conectar a los empresarios con los prestamistas y ayudarlos a lanzar su negocio. Los ciudadanos naturalizados, los residentes legales permanentes y los ciudadanos legales no permanentes pueden calificar para recibir fondos. ¡Haz clic aquí para verificar tu elegibilidad y comenzar a solicitar fondos! 
  • MicroLoans: la SBA también ofrece un programa MicroLoan que ofrece a las nuevas empresas una pequeña suma para lanzar sus negocios. Los préstamos promedio son de aproximadamente $13,000 y alcanzan un máximo de $50,000. ¡Haz clic aquí para conocer más! 
  • Préstamos a corto plazo: los préstamos a corto plazo son una excelente opción para los inmigrantes. Así es como funcionan: los préstamos comerciales a corto plazo son sumas globales de efectivo otorgadas por un prestamista. Al recibir el préstamo, los dueños de negocios aceptan devolver el dinero en un plazo específico (y condensado). Si bien están disponibles para los inmigrantes, las empresas con menos flujo de efectivo deberían tomar nota que los préstamos a corto plazo requieren pagos más frecuentes y tasas de interés más altas.

Más allá de los préstamos para pequeñas empresas, también puedes aprovechar muchas subvenciones ofrecidas por el gobierno y varias organizaciones sin fines de lucro. Algunas de las subvenciones comerciales más populares incluyen:

  • Programa de desarrollo de microempresas para refugiados: proporcionado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU, Este programa ayuda específicamente a los inmigrantes a iniciar nuevos negocios. El MDP proporciona subvenciones y microcréditos de hasta $15,000. Haz clic aquí para conocer más.
  • Programa alternativo Wilson / Fish para refugiados: también proporcionado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU, Este programa ofrece dinero en efectivo, ayuda médica, capacitación en inglés, desarrollo laboral y más. Haz clic aquí para verificar tu elegibilidad.  

Comienza

Ser emprendedor y dueño de un negocio es un sello distintivo del sueño americano. Con una investigación cuidadosa, podrás seleccionar la estructura ideal para tu empresa, elegir el estado perfecto y encontrar una gran cantidad de fondos para abrir tu negocio.

Mientras tanto, uLink está aquí para ayudarte a garantizar que tus seres queridos en casa tengan todo lo que necesitan. Con excelentes tasas de cambio y tarifas tan bajas como $0, nos comprometemos a ayudarte a enviar la mayor cantidad posible de tu amor a casa.

Además, con nuestra última promoción, recibirás una tarjeta de regalo de Amazon de $10 en tu primer, segundo y quinto envío. Es decir, obtendrás $30 de regalo en tus primeros 5 envíos. 

¡Envía dinero ahora!

Share via:

Copy link