El ABC para Ahorrar en las Compras de Regreso a Clases

By agosto 16, 2019 uLink Blog

El ABC para Ahorrar en las Compras de Regreso a Clases

Ya compraste las mochilas, lápices, marcadores, barras de pegamento y cuadernos. Si crees que ya has terminado con el presupuesto y los gastos en útiles escolares para el regreso a clases, ¡piénsalo de nuevo! Los gastos reales se suman solo una vez que comienza el año escolar o que éste ya está en desarrollo. Piensa en equipos deportivos, clases, instrumentos de banda, celebraciones de clase, bailes de bienvenida, dinero para el almuerzo… ¡la lista continúa!

Es hora de ir un paso adelante y hacer tu tarea antes de que los gastos adicionales te tomen por sorpresa. Aquí hay algunos gastos para incluir cuanto antes a tu presupuesto y algunos tips para ahorrar en este regreso a clases:

Ropa Nueva:

La ropa escolar puede ser costosa, pero no necesariamente tiene que costarte demasiado si compras de manera inteligente. En primer lugar, verifica el inventario de toda la ropa que tiene tu hijo para que puedas concentrarte en lo que realmente necesita. Segundo, compra solo lo básico como pantalones, camisetas, calcetines y un par de zapatos justo antes de que inicie la escuela. Lo más probable es que, una vez que comience la escuela, tu hijo tenga un punto de vista completamente diferente sobre la vestimenta que le gustaría usar. Además, los precios de la ropa de verano bajan en otoño a medida que la colección de la nueva temporada llega a las tiendas. Finalmente, asegúrate de consultar el manual de la escuela para conocer la política de su código de vestimenta. Muchas escuelas no permiten camisetas con estampados o escritura en ellas, sombreros, sandalias, blusas y faldas cortas, por nombrar algunas. Y un pequeño consejo para el próximo año escolar, abastécete de artículos esenciales de invierno a principios de primavera, ¡asegúrate de elegir los básicos cuando compres con una temporada de anticipación!

Recaudación de Fondos:

Los deportes pueden enseñar a los niños el valor del trabajo en equipo, el compromiso y la dedicación, todo mientras los ayudan a construir conexiones sociales. Ya sea que tu hijo forme parte de un equipo deportivo o de un club, siempre habrá costos adicionales asociados con cosas como pompones para el equipo de porristas de tu hija o camisetas para el equipo de fútbol de tu hijo. ¡Eso requiere recaudación de fondos! Claro, puedes hornear y vender galletas, pero también podrías probar algunas de las siguientes ideas:

– Organiza un picnic en el parque y cobra una tarifa fija. Promuévelo en tus redes sociales. Organiza juegos y concursos para mantener divertida a tu audiencia.

– Has que uno de los miembros del equipo deportivo organice una clase de ejercicios como yoga o Zumba. Establece un precio fijo por persona o déjalo abierto solicitando a los participantes que donen en tu plataforma de recaudación de fondos en línea. Hoy en día, hay muchas plataformas gratuitas disponibles para recaudar fondos en línea.

– Llega a un acuerdo con un boliche local y organice un juego de boliche. Lo más probable es que una negocio local incluso te permita reservar líneas gratis en un horario sin mucha demanda. Promueve el evento alrededor del vecindario y con los negocios locales en tu área. Cobra una cuota de entrada por equipo o por persona. Un maratón de boliche es divertido, familiar y puede ser bastante competitivo si se planifica y promueve con suficiente antelación.

Etiquetado:

El etiquetado ayuda a tu hijo a identificar sus útiles escolares en el salón de clases. Las predas de ropa que se quitan en la escuela como chaquetas de invierno, sombreros, guantes y ropa de gimnasia también deben estar etiquetadas. Esto no previene una pérdida, pero al menos aumenta las probabilidades de que un artículo perdido sea encontrado.

Almuerzos Escolares:

Si bien puede parecer tentador que tu hijo compre el almuerzo en la escuela a cambio de 15 minutos más para domir, tu presupuesto puede diferir en esta decisión. ¡Los $ 2.50 cada día por 5 días a la semana suman! Entendemos las constantes luchas de las 8 de la mañana que atraviesan los padres. Planea con anticipación un plan semanal de almuerzos para no perder tiempo en las mañana tratando de averiguar qué empacar. Invierte en una lonchera térmica en lugar de usar bolsas de papel desechables todos los días. No solo te ahorrará dinero a largo plazo, sino que también ayudarás a cuidar el medio ambiente. Consíguela con estampados de sus personajes favoritos y seguramente será un éxito con los niños.

Snacks:

Si bien los paquetes de snacks no te dejarán en bancarrota, su costo incrementa cuando los obtienes de las máquinas expendedoras. Compra paquetes más grandes de snacks y sepáralos con anticipación en bolsas individuales con cierre (ziplock). Lo mismo aplica para cosas como queso, frutos secos y pretzels. Comprar los bloques de queso más grandes y cortarlos en cubos es mucho más rentable que comprar queso en cubitos envuelto individualmente.

Presupuesto para el Regreso a Clases:

Otro consejo útil es involucrar a tus hijos mayores mientras estás planeando el presupuesto. Establece expectativas claras para que sepan exactamente lo que pagarás durante el año y para planear para qué tendrán que ahorrar. Si quieren ir al cine todos los viernes, pídeles que ayuden con algunas tareas adicionales en la casa durante la semana y así puedan ganarse $20 adicionales.

 

Finalmente, dedica un poco de tiempo cada mes para hacer un seguimiento de tus gastos y ver si estás gastando de más y hacer un esfuerzo consciente para inculcar hábitos saludables de gasto en tus hijos desde una edad temprana. Los adolescentes y los adultos jóvenes ceden ante la presión de grupo y sienten la necesidad de comprar ciertos artículos solo para “encajar” en un grupo social. Como padres, debemos liderar con el ejemplo y enseñar a nuestros hijos que el valor no proviene de nuestras posesiones. Permite que tu hijo compre un artículo costoso de vez en cuando, así fomentas a que reflexione antes de hacer un gasto grande y lo inspiras a adoptar hábitos de gasto saludables.

 

Y ahora ya puedes usar la tarjeta de prepago uLinkcard Mastercard® para administrar los gastos de regreso a clases de tu hijo. Visita www.ulinkcard.com para obtener más información.

Share via:

Share via