Guía para Escoger una Preparatoria para Inmigrantes en los Estados Unidos

By septiembre 7, 2021 septiembre 21st, 2021 uLink Blog

Empezar la preparatoria es un momento significativo en la vida. Justo en medio de junior high y la universidad, los cuatro años de preparatoria para un estudiante marcan la transición a una etapa completamente nueva, primera vez manejando un automóvil y las pruebas sumamente importantes que les abrirán las puertas a la universidad.

Cuando llega el momento de escoger la preparatoria adecuada, los padres de inmigrantes tienen muchas opciones por delante. Antes de investigar los programas que ofrecen las preparatorias en su área, los padres primero deben tratar de entender las necesidades y aptitudes únicas que posee su hijo.

Para ayudarte, hazte estas 5 preguntas que te ayudarán a enfocarte para tomar una mejor decisión:

1. “¿Cómo le Gusta Aprender a tu Hijo?”

Tú mejor que nadie conoces a tu hijo. Mucho antes de comenzar a buscar preparatorias, intenta identificar el estilo de aprendizaje de tu hijo.

¿Aprende mejor de forma visual? ¿Auditiva? ¿Tiene alguna discapacidad intelectual? ¿Prefiere trabajar en proyectos de manera individual o en equipos?

Estas preguntas pueden sonar algo técnicas, pero te ayudarán a identificar la forma en la que tu hijo aprende de la mejor manera y se motiva para estudiar. Descubrir el estilo de aprendizaje de tu hijo, te ayudará a escoger entre las escuelas públicas o privadas disponibles en tu ciudad.

Por el otro lado, si tu hijo demuestra ser independiente, quizá incluso le sea más sencillo adaptarse a un ambiente menos tradicional como estudiar en casa. Gracias al COVID-19, el estudiar en casa ha atraído a muchas familias durante este último año. 

2. “¿Cuántos Estudiantes hay en Promedio en una Generación?”

La proporción de estudiantes por profesor en una métrica clave para las escuelas. Como el nombre sugiere, mide el número total de estudiantes en una escuela comparado con el número total de profesores.

Aunque existen algunas excepciones a la regla, mientras más baja sea la proporción suele indicar un grado más alto de interacción individual de los alumnos con maestros. La importancia del tamaño de una generación continúa siendo un tema altamente debatido, muchos estudios afirman que hay ciertos beneficios para estudiantes en generaciones pequeñas (especialmente en alumnos que provienen de familias de bajo ingreso o de minorías).

Con generaciones de menos estudiantes se favorece una mejor atención individual de los maestros a los alumnos, se crean oportunidades de aprendizaje práctico, e incrementa la responsabilidad y participación de los alumnos en las clases.

Al evaluar tus opciones, es conveniente tener en mente que la proporción promedio de estudiantes y profesores en escuelas privadas es de 11.9, a diferencia de 16.2 en escuelas públicas.

3. “¿Cuál es la Filosofía Educativa de la Escuela?”

Es muy importante identificar pronto la filosofía educativa de la escuela.

El estándar educacional “Básico Común” (Common Core Standard) provee la filosofía educacional para la mayoría de las escuelas públicas, asegurándose de que “todos los estudiantes se gradúen de la preparatoria con las habilidades y el conocimiento necesarios para tener éxito en la universidad, su carrera profesional, y en la vida, independientemente de donde vivan.”

Respaldados por Common Core, la mayoría de las escuelas públicas son enfocadas en resultados. En otras palabras, sus planes de estudio suelen estar enfocados en preparar para las pruebas SAT y ACT. Después de todo, el “éxito” de una escuela pública es determinado por sus promedios, en las pruebas y su tasa de graduación.

Por el contrario, las escuelas privadas no están regidas por el estándar Common Core. Como resultado, suelen tener planes de estudio más amplios que les permiten a los alumnos más flexibilidad para explorar diferentes temas, que pueden no tener relación directa en el contexto de las pruebas estandarizadas.

Aunque puede ser fácil generalizar, las escuelas públicas y privadas tienen formas muy diferentes de educar. Sin importar el camino que tomes, no dudes en cuestionar a cada escuela preguntas como las siguientes:

  • ¿En qué materias sobresale su escuela?
  • ¿Qué hace diferente a su escuela de su competencia?
  • ¿Qué materias optativas ofrece (si hay alguna)?
  • ¿Su escuela ofrece clases avanzadas de algún tipo?

4. “¿Qué Actividades Extracurriculares o Clubes hay?”

Lo académico es importante, pero solo forma una parte de la experiencia completa que es la preparatoria. Cuando compares tus opciones, encontrarás diferentes tipos de clubes estudiantiles, equipos y comunidades.

Mas allá de ayudar a los alumnos a desarrollar intereses, habilidades y perspectivas más diversas, las actividades extracurriculares son un componente crucial al momento de aplicar para la universidad. 

Aun cuando existen muchos lugares donde tu hijo puede pasar su tiempo libre, asegúrate de que tus opciones principales de escuelas faciliten programas como equipos de debate, de baile, liderazgo estudiantil, periódicos escolares, teatro, voluntariado social, y más.

 5. “¿Qué tan Buena es la Formación de la Escuela para la Universidad?

A pesar de que puede ser fácil enfocarse en la preparatoria, debes recordarte (y recordar a tu hijo) que los siguientes cuatro años son solo parte del camino. La universidad está muy cerca, y llegará antes de que puedan darse cuenta.

Tomando en cuenta lo antes mencionado, asegúrate de investigar cómo les va a los graduados de cada preparatoria que visites. Investiga que les pasa a los estudiantes después de que se gradúan. ¿A qué tipos de universidades asisten? ¿Qué carreras escogieron? ¿Existen historias de éxito notables que tu hijo pueda tomar como guía?

En un nivel técnico, pregunta en cada escuela por datos más específicos sobre tasas de matriculación a la universidad, y averigua qué porcentaje de graduados fueron aceptados en sus primeras opciones de universidad.

Las respuestas a estas preguntas pueden apoyarte más que las estadísticas por si solas. Aún más importante, te dirán qué tanto ayudará el programa (y sus tutores) a tu hijo para su vida universitaria.

Comenzando

¡No te estreses escogiendo la preparatoria correcta! Solo dale a tu familia suficiente tiempo para prepararse, y comienza el proceso tan pronto como sea posible. Algunas escuelas, sobre todo las privadas que tienen programas más selectivos comenzarán a evaluar el desempeño de sus estudiantes desde 7mo grado, entonces asegúrate de conversarlo con tu hijo con un par de años de anticipación.

Al comenzar la experiencia de la preparatoria en tu familia, uLink está aquí para apoyarte a ti y a tus seres queridos de vuelta en casa.

Con excelentes tipos de cambio y tarifas desde $0, puedes mandar más dinero que nunca. Además, después de tu primer, segundo y quinto envío, te enviaremos una tarjeta de regalo de $10 para disfrutarla en los principales establecimientos. Esto es un total de $30 en tarjetas de regalo después de tus primeros cinco envíos con uLink.

A millas de casa, a solo unos minutos con uLink.

Envía Dinero Ahora

Share via:

Share via
Copy link