Bancos vs. Cooperativas de Crédito: Lo Que Los Inmigrantes Deben Saber

El mundo financiero está constantemente compitiendo por tu atención, tiempo y dinero.

Simplemente hay que prender la televisión o deslizarse verticalmente por Facebook y te encontrarás con un sin fin de anuncios para bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras.

Las buenas noticias: cuando se trata de finanzas, los inmigrantes tienen más opciones que nunca.

Aunque dichas instituciones se peleen por tu dinero, tú solamente tienes un trabajo: hacer la mejor elección para ti.

No necesitas escoger lo más nuevo, lo más genial o lo más grande.

Solo necesitas identificar la opción más adecuada para tus propias necesidades financieras.

Aun así, queda la pregunta: ¿cuál deberías escoger: un banco o una cooperativa de crédito?

En este artículo exhaustivo compararemos estas dos instituciones para que comprendas mejor tus opciones y puedas tomar la decisión más informada posible. 

Las Puntos Más Importantes

¿No tienes tiempo? No hay problema.

Aunque abordaremos el tema más a detalle abajo, por lo pronto aquí tienes algunos puntos importantes acerca de los bancos y las cooperativas de crédito:

  • Los bancos son instituciones “con fines de lucro” cuyos dueños son los accionistas, no los clientes. Por lo tanto, su meta principal es su propio crecimiento financiero (aunque para los bancos el servicio al cliente siga siendo tan importante como las ganancias).
  • Las sociedades cooperativas de crédito y ahorro (SOCAP, Credit Union), o simplemente cooperativas de crédito, son organizaciones “sin fines de lucro” que son propiedad de los clientes, no de los accionistas. A diferencia de los bancos, las cooperativas de crédito no se enfocan en incrementar su “saldo final.” En vez de eso, están preocupadas por cumplir las metas financieras de sus miembros.
  • La mayoría del personal de un banco consiste en empleados asalariados, mientras que en una cooperative de crédito la mayoría son voluntarios.
  • Los bancos tradicionales normalmente tienen una mayor variedad de productos financieros que las cooperativas de crédito.
  • En la mayoría de los casos, los bancos cobran más intereses para préstamos que las cooperativas de crédito.
  • Aunque las cooperativas de crédito ofrecen menos tipos de productos financieros, generalmente ofrecen tasas más favorables que los bancos.
  • Los bancos tienen más presupuesto (y conexiones más amplias) por lo que en general tienen tecnología bancaria más avanzada que las cooperativas de crédito.
  • Aunque las cooperativas pueden no tener la misma infraestructura tecnológica que los bancos, estas son reconocidas por su servicio al cliente, el cual suele proporcionar un trato más personal.

Nota: Ten en cuenta que estas son descripciones generales de los bancos y las cooperativas de crédito. Como siempre, ninguna institución es igual a otra. Antes de decidirte si te conviene más un banco o una cooperativa de crédito, asegúrate de investigar cada institución y hablar con alguno de sus representantes. 

Los Bancos: Definición

Los servicios bancarios son esenciales para la vida moderna. De hecho, son casi tan viejos como la civilización humana. 

En su forma más simple, un banco es una institución financiera autorizada (es decir, federalmente regulada) que provee a sus clientes acceso a dos servicios fundamentales: cuentas bancarias y préstamos.

En otras palabras, un banco es un lugar donde puedes guardar tu dinero, retirarlo, y utilizar tus productos de crédito. 

Más allá de esas funciones principales, los bancos ofrecen una gama completo de servicios adicionales incluyendo cambios de moneda, gestión patrimonial, operaciones bancarias, cobertura de seguros, y mucho más. 

Como hemos mencionado anteriormente, la meta de los bancos es obtener ganancias para sus accionistas. Esto lo logran cobrando intereses en productos de préstamos que otorgan a sus clientes. 

Desde el 2021, hubo más de 4,230 bancos federalmente asegurados en Estados Unidos, incluyendo bancos nacionales, bancos con autorización estatal, bancos minoristas, bancos comerciales y bancos de inversión. 

Aunque muchos de estos bancos tienen un lugar físico, la gran mayoría de ellos operan su negocio en línea. 

Por Qué Algunos Inmigrantes Prefieren Utilizar Un Banco

Cuando se trata de escoger un banco, el tamaño y la reputación sí importan. 

Los bancos más grandes resultan más atractivos para inmigrantes por su nombre, su presencia nacional y el total de activos bajo su gestión (AUM, total assets under management). 

Por ejemplo, los tres bancos más grandes de Estados Unidos poseen cerca de $7 trillones en AUM.

Por supuesto, el tamaño no es la única consideración.

Aunque los grandes bancos tengan un sinfín de servicios, los bancos pequeños pueden ofrecer una gama parecida, pero haciendo énfasis en su servicio al cliente.

En otras palabras, los bancos pequeños pueden ofrecerte una versión de lo mejor de los dos mundos. 

En última instancia, los inmigrantes escogen un banco por una gran variedad de razones, incluyendo:

  • Una gama más amplia de productos: Los bancos ofrecen la gama más amplia de productos bancarios, incluyendo préstamos para negocios, tarjetas de crédito de negocios, préstamos personales, cuentas de depósito bancario en el mercado monetario, cuentas individuales de retiro (IRAs, Individual Retirement Accounts) y productos especializados como préstamos para estudiantes y servicios de fideicomisos.  
  • Menores requerimientos de entrada: Los bancos están abiertos al público general. En casi todos los casos, los únicos criterios esenciales para abrir una cuenta de banco son tener más de 18 años y tener un Número de Seguridad Social (SSN, Social Security Number) o Número de Identificación del Contribuyente (ITIN, Individual Taxpayer Identification Number)
  • Acceso a ATMs: Gracias a que los bancos tradicionales tienen muchas sucursales, también tienen una red más grande de ATMs que otras instituciones (tanto en Estados Unidos como en el extranjero).
  • Tecnología de punta: Los grandes bancos adoptan las nuevas tecnologías (como se puede apreciar en sus páginas web y aplicaciones móviles). Si tener una banca en línea es una prioridad para ti, los bancos tradicionales pueden ser una opción más convincente. 

Posibles Desventajas de Los Bancos Tradicionales

Por supuesto, los bancos no son la mejor opción para todos.

Aunque tienen muchas ventajas, los bancos tradicionales pueden tener algunas posibles desventajas en la forma de: 

  • Tarifas más altas: En última instancia, los bancos están enfocados en ganar dinero. Por lo tanto, tienen tarifas más altas que las cooperativas de crédito, incluyendo las tarifas mensuales y anuales, cargos por sobregiros y más.
  • Intereses más altos para préstamos: Para obtener ganancias para los accionistas, los bancos normalmente cobran mayores intereses en los diferentes préstamos que ofrecen.

    Como discutiremos más adelante, las cooperativas de crédito tienen mejores intereses para préstamos.
  • Intereses más bajos para depósitos: De acuerdo con datos recientes, el promedio de intereses que se obtienen en cuentas de ahorro de bancos tradicionales es de solo 0.05%.

    En otras palabras, tu dinero no crecerá con rapidez en una cuenta de ahorro tradicional.
  • Importes mínimos para cuentas: Además de imponer taifas más altas, muchos bancos también incluyen un importe mínimo requerido y otros requerimientos. 

Por ejemplo, algunos bancos tradicionales pueden requerir un importe mínimo de $500 (además de cuotas por manejo de cuenta si el importe baja de la cantidad requerida).

Estas estipulaciones pueden hacer más difícil el acceso para inmigrantes a préstamos o tarjetas de crédito. 

Nota: Estos son solo algunos aspectos generales del mundo de los bancos tradicionales. Recuerda que no hay un único enfoque aplicable para todos los bancos. 

Como inmigrante, haz que tu meta sea encontrar una institución que sea tan accesible, conveniente y confiable como lo necesites para obtener los mayores beneficios para tus finanzas.

Cooperativas de Crédito: Definición 

Las sociedades cooperativas de crédito y ahorro (SOCAP, Credit Union), o simplemente cooperativas de crédito, han crecido en popularidad durante los últimos años. De hecho, el total de sus miembros estadounidenses actualmente excede los 125 millones. 

Hay una razón para este creciente entusiasmo (particularmente entre inmigrantes): las cooperativas de crédito proveen muchos de los mismos servicios que los bancos, con tasas más accesibles, un sentido de comunidad más pronunciado y mayor énfasis en servicio al cliente.

Las cooperativas de crédito funcionan de manera muy similar a los bancos tradicionales. Por ejemplo, puedes realizar depósitos y pedir préstamos. 

Pero he aquí una diferencia importante: a diferencia de los bancos, las cooperativas de crédito son instituciones “sin fines de lucro.”

Libres de la influencia de los accionistas, una cooperativa de crédito pertenece exclusivamente a sus miembros y, por lo tanto, es exclusivamente administrada por los mismos. 

Los miembros de una cooperativa de crédito participan dentro de un “campo o área de membresía”, el cual está determinado por un tipo de vínculo en común, como por ejemplo la locación geográfica, un aspecto cultural significativo, una creencia religiosa o cualquier otro tipo de conexión profunda y mutua. 

En última instancia, aunque el banco distribuye sus ganancias con sus inversionistas, una unión de crédito regresa sus ganancias a sus miembros a través de tasas de ahorro más altas, tarifas más bajas y mejores tasas de interés para préstamos y depósitos.

Por Qué Algunos Inmigrantes Prefieren Las Cooperativas de Crédito

Para muchos inmigrantes, las cooperativas de crédito son una alternativa atractiva a los bancos. 

Aunque proveen los mismos servicios básicos que un banco, las cooperativas de crédito son consideradas preferibles por las siguientes razones:

  • Una causa común: Las cooperativas de crédito valoran hacer comunidad. De hecho, muchas veces limitan deliberadamente su clientela para priorizar los intereses de sus miembros.

    Mientras que los bancos buscan su propio crecimiento, las cooperativas de crédito existen para beneficiar a sus participantes.
  • Intereses más altos para depósitos: Al hacer énfasis en la comunidad en vez de sus ganancias, las cooperativas de crédito pueden fijar sus intereses de ahorro tan altos como sea posible.

    De hecho, algunas cooperativas de crédito ofrecen intereses de hasta 6%.
  • Intereses más bajos para préstamos: Aunque incentivan mayores ahorros, las cooperativas de crédito proveen tasas de interés mucho mejores que la competencia.

Como algunos estudios muestran, bancos en años recientes las cooperativas de crédito consistentemente han ofrecido mejores tasas de interés para préstamos personales que los bancos. 

  • Tarifas más bajas: Puesto que los bancos buscan obtener una ganancia, estos dependen con frecuencia de las tarifas para generarla. En la primera mitad del 2021, por ejemplo, los bancos ganaron más de $6 billones en cargos por sobregiros. 

Las cooperativas de crédito se rigen por otras reglas: no solo tienen tarifas más bajas que los bancos, sino que ofrecen cuentas de cheques sin requerir una inversión mínima. 

Por lo tanto, las cooperativas de crédito tienen barreras más bajas para entrar (y menos reglas punitivas o castigos después de unirte).

  • Servicio al cliente de calidad: Gracias a que las cooperativas de crédito están limitadas en tamaño y miembros, también son capaces de enfocarse en desarrollar una relación de confianza y proveer un servicio al cliente de calidad.

    Además, los miembros de las cooperativas de crédito pueden votar e influenciar los protocolos de una sucursal local. 

Posibles Desventajas de Las Cooperativas de Crédito

Por supuesto, las cooperativas de crédito no son la mejor opción para todos.

Aunque ofrecen muchas ventajas, las uniones de crédito tienen algunas posibles desventajas, tales como:

    • Una gama de productos menos amplia: Aunque las cooperativas de crédito ofrecen servicios de banco estándar, sus productos financieros generalmente son más limitados que los bancos.  

      Si eres un empresario o un emprendedor, por ejemplo, quizás necesites productos más específicos que solo un banco tradicional puede ofrecer. 
    • Tecnología menos avanzada: La mayoría de las cooperativas de crédito tienen presupuestos para tecnología más pequeños que los de los bancos. Después de todo, desarrollar apps móviles y portales de banca en línea no son su mayor prioridad.

      Sin embargo, las bancas digitales se están volviendo cada vez más prominentes, por lo que es posible que las cooperativas de crédito se vuelvan más competitivas en cuando a su oferta tecnológica.

Bancos vs. Cooperativas de Crédito: Preguntas Frecuentes 

¿Aun no sabes cuál escoger? No hay problema. 

Aquí hay una lista de preguntas frecuentes acerca de los bancos vs. cooperativas de crédito que te puede ayudar.

1. ¿Los Bancos Son Más Seguros que Las Cooperativas de Crédito?

Ya sea que escojas una cooperativa de crédito o un banco, tu dinero estará en buenas manos. 

De hecho, las cuentas que se crean en ambas instituciones están aseguradas por montos de hasta $250,000 por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, Federal Deposit Insurance Corporation) y la Administración Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito (NCUA, National Credit Union Administration).

La FDIC y la NCUA son conjuntamente responsables de asegurar dichos fondos en el improbable escenario que un banco o una cooperativa de crédito quiebre. En otras palabras, estas instituciones garantizan tu dinero en cantidades de hasta $250,000.

2. ¿Cuál Es La Diferencia entre La FDIC y La NCUA?

Las dos organizaciones poseen protecciones para instituciones financieras respaldadas por el gobierno 

La Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC) es la organización que asegura a los bancos. La FDIC fue creada durante la Gran Depresión para preservar la confianza en el sistema financiera de Estados Unidos.

En cambio, la Administración Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito (NCUA) asegura a las cooperativas de crédito.

3. ¿Cómo me puedo unir a un banco o a una cooperativa de crédito?

Unirse a un banco o a una cooperativa de crédito jamás había sido tan fácil como ahora.

Si tienes una institución particular en mente, tienes dos métodos para hacerlo: puedes visitar una sucursal y abrir una cuenta o puedes hacerlo en línea desde tu smartphone, tableta o computadora. 

Como inmigrante, no necesitas tener un Número de Seguridad Social (SSN, Social Security Number) para abrir una cuenta de banco. En casi todos los casos, puede que necesites un Número de Identificación del Contribuyente (ITIN, Individual Taxpayer Identification Number), el cual puede ser obtenido fácilmente sin tener la ciudadanía estadounidense. 

Aunque no necesitas un SSN para unirte a la mayoría de las cooperativas de crédito, sí necesitarás ser elegible para unirte a su campo de membresía. Este “vínculo en común” puede ser tu empleador, tu familia, tu ubicación geográfica o tu membresía a un grupo en particular (como un lugar de culto, una escuela o un sindicato).

Aunque los bancos no tienen un campo de membresía, se reservan el derecho a rechazar aplicaciones basándose en el “pasado financiero” de los aplicantes. 

Ya sea que elijas visitar una sucursal en persona o abrir una cuenta en línea, prepárate para proveer una identificación, incluyendo:

  • Un pasaporte vigente.
  • Una identificación oficial de tu país de origen.
  • Un acta de nacimiento
  • Tarjeta de identificación para extranjeros. 
  • Tarjeta de identificación consular.
  • Licencia de conducir extranjera. 
  • Una factura de servicios reciente con tu nombre y tu domicilio actual. 
  • Una copia de tu contrato de alquiler con tu nombre y tu domicilio actual. 

Nota: Para conocer más acerca del proceso de aplicación para obtener un ITIN, por favor haz click aquí

Lo Mejor de Los Dos Mundos.

El sector bancario es una parte importante de tus finanzas. 

Ya sea que escojas un banco tradicional o una cooperativa de crédito, estarás posicionándote para tener éxito en Estados Unidos a corto y a largo plazo. 

Y mientras tu futuro financiero en Estados Unidos se fortalece, uLink estará a tu lado para ayudarte a apoyar a tus seres queridos en el extranjero.

Con un excelente tipo de cambio y tarifas desde $0, puedes enviar más dinero a casa que nunca. Cuando utilices la aplicación de uLink Money Transfer, podrás saltarte tiempos de espera, evitar tarifas sorpresa y mandar dinero a casa desde más de 156,700 lugares en 67 países. 

Además, después de tu 1ra, 2da y 5ta transacción, te enviaremos una tarjeta de regalo de $10 para que utilices en tus tiendas favoritas. Es decir, te daremos $30 en tarjetas de regalo después de tus primeros cinco envíos con uLink.

Lejos de casa — solo a unos momentos con uLink.

    Envía Dinero