El Sueño Americano Para los Inmigrantes en 2022

By marzo 7, 2022 agosto 9th, 2022 uLink Blog Spanish

El “sueño americano” es un deseo para muchos. 

Es un llamado de atención a la prosperidad y la realización, sin embargo, uno elige definir tal éxito.

Es por eso que prácticamente todo el mundo habla del sueño americano, desde astronautas y artistas famosos, hasta reconocidos activistas y arquitectos. 

Y mientras que el sueño americano está siendo constantemente perseguido, también está siendo criticado implacablemente. La gente a menudo se pregunta si este sueño todavía sigue vivo, y si sus ideales realmente se pueden lograr. 

Esto es especialmente cierto en este momento, dos años después de una pandemia que ha perjudicado a las economías, separado a las familias y aumentado las tasas globales de  depresión y ansiedad en un 27%. 

¿Sigue siendo alcanzable el sueño americano? Y más importante, ¿cómo se ve para los inmigrantes en 2022?

Para responder a esas preguntas, debemos mirar al pasado para comprender mejor nuestra condición del presente. 

Definiendo el Sueño

El concepto del “sueño americano” se conoció hasta 1931. 

De hecho, el término se usó por primera vez en el libro del historiador James Truslow Adams, “Epic of America”. Según Adams, el sueño americano representaba “oportunidades para cada uno de acuerdo con su capacidad o logro”.

Y aunque el sueño americano a menudo se ha convertido en sinónimo de ganancia material, Adams señaló que en última instancia se refiere a cumplir el destino de uno, sin importar el desafío:

No es un sueño de automóviles y salarios altos simplemente, sino un sueño de orden social en que cada hombre y cada mujer podrán alcanzar el máximo potencial de las cuales son innatamente capaces, y ser reconocidos por otros por lo que son, independientemente de las circunstancias fortuitas de nacimiento o posición”.

En otras palabras, el sueño americano es la búsqueda activa de “vida, libertad y felicidad” como se denomina en la Declaración de Independencia. 

Pero como todos sabemos, el camino para disfrutar del sueño americano es diferente de lo que era en 1931, y aún más de lo que era en 1776. 

Un Mundo Nuevo y Feliz

La tecnología ha cambiado totalmente la estructura de la sociedad. 

Por un lado, el Internet abrió las puertas de la información. Una búsqueda rápida en Google te dará lo que quieras, cuando quieras.

La inmediatez del mundo moderno ha creado oportunidades, impaciencia y una visibilidad sin precedentes. El auge de las redes sociales estableció una transmisión en vivo 24/7 de otros viviendo su versión del sueño americano para que todos lo vean. 

Irónicamente, aunque estamos intensamente conectados a través de nuestros teléfonos inteligentes y aplicaciones de mensajería, la cultura nunca ha estado más desconectada que ahora. 

Después de todo, la pandemia de COVID-19 impuso largos períodos de aislamiento en todo el mundo. Como resultado, la fuerza laboral remota se convirtió en un elemento fijo de la economía moderna.

En 2015, poco más del 3% de la población estadounidense trabajaba en casa.  En 2021, casi el 60% de los empleados trabajaron en casa, un notable crecimiento del 159% en el trabajo remoto en solo 12 años. 

Hoy en día, el camino hacia el sueño americano no se toma a través de vías de tren, rutas de autobuses y autopistas. En cambio, es simplemente la distancia entre la cocina y el escritorio. 

Esta realidad remota ha dado lugar a otra tendencia: la floreciente “gig economy”, que ha crecido rápidamente en los últimos años. Los estadounidenses están haciendo malabares con más trabajos a tiempo parcial, más libres e independientes, que nunca.

¿Y por qué no? Liberados de la necesidad de estar físicamente presentes en un trabajo de 9 a 5, los estadounidenses tienen más tiempo y flexibilidad. Y gracias a la economía gig, ahora tienen múltiples flujos de ingresos que contribuyen con alrededor de $1 trillón a la economía de los Estados Unidos cada año. 

Mientras que los trabajadores temporales ahora representan el 35% de la fuerza laboral total (frente al 14% hace solo 8 años), la mitad de la fuerza laboral de los Estados Unidos serán contratistas independientes para fines de 2023. 

El Costo de Vida

La economía ha sido bastante resistente durante toda la pandemia. 

Después de sobrevivir a importantes ventas masivas en marzo de 2020, los mercados se recuperaron a lo largo de 2020 y 2021, cuando los saldos 401 (k) alcanzaron máximos históricos

A pesar de estas tendencias positivas, el aumento de la inflación ha debilitado la prosperidad económica de muchos estadounidenses. 

Los estudios muestran que el hogar promedio está gastando $250 adicionales al mes , o $3,000 al año, gracias a la inflación. Si bien los expertos anticipan un próximo período de desinflación, los consumidores han tenido que ser creativos para proteger su futuro individual. 

Además de explorar la economía gig, muchos estadounidenses han entrado en el mercado de valores para compensar los estragos de la inflación. La primavera pasada, The Wall Street Journal informó que “las tenencias de acciones entre los hogares estadounidenses aumentaron al 41% de sus activos financieros totales en abril, el nivel más alto registrado”.

De hecho, muchos consumidores reconocen que el mercado no es simplemente un lugar para la especulación, sino que es un refugio seguro para defender sus dólares contra la depreciación. 

Con ese fin, un grupo cada vez mayor de estadounidenses también está recurriendo a las inversiones en criptomonedas. Casi un tercio de los millennials actualmente comercian con criptomonedas, y para fines de año, se espera que más de 50 millones de estadounidenses ingresen al mercado basado en blockchain. 

Su razonamiento es simple: las criptomonedas como Bitcoin no pueden ser manipuladas por un banco central. Por lo tanto, su poder adquisitivo conservará un mayor valor mientras el dólar estadounidense se deprecie. 

Si bien muchos consumidores siguen siendo escépticos de la criptografía, pero su ascendencia abre una nueva vía hacia la libertad económica. 

Comenzando

El sueño americano está vivo, especialmente para los inmigrantes. Un rápido vistazo a las nuevas estadísticas de negocios afirma también esto. 

De hecho, los estudios muestran que los inmigrantes tienen más probabilidades de convertirse en empresarios que los ciudadanos nacidos en los Estados Unidos. Y mientras que los inmigrantes comprenden aproximadamente el 13% de la población estadounidense, representan más del 20% de la fuerza laboral que trabaja por cuenta propia

Mejor aún, más del 55% de las startups de miles de millones de dólares de Estados Unidos fueron fundadas por un inmigrante.

Por último, si bien el sueño americano es un ideal colectivo, pero se compone de visiones individuales para la prosperidad. Tu sueño para el mañana es tan válido como el de cualquier otra persona, y debe ser protegido a toda costa.

En uLink, reconocemos que mientras persigues tus propios sueños apoyas a tus seres queridos en casa. Es por eso que nos esforzamos por proporcionarte excelentes tipos de cambio y tarifas a partir de $0, para que puedas enviar la mayor cantidad de dinero posible a casa. 

A kilómetros de casa, a pocos minutos de distancia con uLink. 

¡Envía Dinero Ahora!

Copy link