Cómo Abrir una Cuenta para el Retiro

By septiembre 7, 2021 diciembre 23rd, 2022 uLink Blog Spanish

“Siempre págate a ti mismo primero”. Este viejo dicho se refiere a la práctica de ahorrar dinero para el futuro, y una cuenta de jubilación individual (IRA) es una excelente manera de alcanzar tus metas.

Una IRA es más que un lugar seguro para almacenar tu patrimonio; es un lugar donde tu dinero puede crecer. Mejor aún, es un lugar donde puedes crecer libre de impuestos.

¿Listo para empezar? Sigue estos tres consejos para abrir una IRA:

  1. Elige la Cuenta Adecuada

Hay dos tipos de IRA para elegir: una IRA tradicional y una IRA Roth. A continuación, se muestra un breve desglose de las dos cuentas de jubilación:

IRA Tradicional:

  • Como característica definitoria de las cuentas IRA tradicionales, las contribuciones suelen ser deducibles de impuestos (también conocidas como antes de impuestos, como ocurre con un plan 401 (k) patrocinado por empleados). Por ejemplo, si ganaras $50,000 al año e invirtieras $5,000 en una cuenta IRA tradicional, tu ingreso imponible sería de $45,000. Al reducir tu ingreso bruto ajustado (AGI), también podrías calificar para incentivos fiscales adicionales.
  • Debido a que las contribuciones IRA tradicionales son deducibles de impuestos, los retiros (o “distribuciones”, como se les conoce formalmente) se gravarán según la tasa de impuesto sobre la renta cuando accedas a los fondos.
  • Con una IRA tradicional, debes realizar Distribuciones Mínimas Requeridas (RMD) a partir de los 72 años. En otras palabras, la ley del Servicio de Impuestos Internos (IRS) te obliga a retirar un pequeño porcentaje de dinero cada año.
  • En la mayoría de los casos, a los retiros realizados antes de los 59 años y medio se les aplica una multa del 10 por ciento (además de la tasa de impuesto sobre la renta). Sin embargo, si usas el dinero para cubrir la primera compra de una casa, no se aplicará la multa.
  • A partir de 2021, puedes contribuir con un máximo de $6,000 al año a tu IRA tradicional (o $ 7,000 para las personas de 50 años en adelante).

Roth IRA:

  • Mientras que las contribuciones a una IRA tradicional son deducibles de impuestos, las contribuciones a una IRA Roth no lo son. Debido a que pagaste tus impuestos por adelantado, los fondos en Roth-IRA se consideran después de impuestos y los retiros de jubilación pueden hacerse completamente libres de impuestos.
  • A diferencia de las cuentas tradicionales, las cuentas IRA Roth no requieren distribuciones en ningún momento.
  • Siempre que tus retiros sean equivalentes a tus contribuciones, puedes retirar dinero de tu Roth IRA antes de los 59 años y medio, sin impuestos ni multas. Y a diferencia de las limitaciones de una IRA tradicional, puedes hacerlo por cualquier motivo que desees.
  • Si deseas retirar más de lo que has contribuido (y aprovechar tus ganancias de inversión), no se te aplicará ninguna multa por retiro siempre que cumplas con los siguientes criterios:
  • Has tenido la cuenta durante al menos cinco años.
  • Tienes una discapacidad permanente.
  • Aplicas el dinero a la compra de una vivienda por primera vez.
  • Al igual que con las cuentas IRA tradicionales, puedes contribuir con un máximo de $6,000 al año a tu cuenta IRA Roth (o $7,000 para los mayores de 50 años).

Si bien hay muchos matices que separan las IRA tradicionales de las Roth, pero esta es la diferencia clave entre las dos cuentas: las IRA tradicionales brindan beneficios fiscales inmediatos, mientras que las IRA Roth ofrecen retiros libres de impuestos en el futuro.

Debido a que las cuentas IRA tradicionales ofrecen exenciones fiscales por adelantado, pueden resultar más atractivas para los inversores que esperan estar en una categoría fiscal más baja para la jubilación. Por el contrario, las personas que esperan estar en una categoría impositiva de jubilación más alta pueden beneficiarse al elegir una IRA Roth y pagar sus impuestos en el presente.

  1. Dónde Abrir tu Cuenta

Abrir una IRA es fácil y se puede hacer tanto en persona como en línea en cualquier banco, cooperativa de crédito o institución financiera. Estos son algunos de los proveedores de cuentas IRA líderes en el mercado (todos disponibles en línea y sin tarifas comerciales ni mínimos de cuenta):

Dondequiera que elijas abrir tu cuenta, simplemente deberás proporcionar información básica como tu nombre completo, identificación con foto, dirección y tu número de seguro social (SSN). Si no tienes un SSN, también puedes usar tu Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN).

Nota: No es necesario ser ciudadano estadounidense para abrir una IRA.

Una vez que elijas tu proveedor (y el tipo de IRA que te gustaría abrir), deberás transferir fondos de tu cuenta corriente o de ahorros actual. Recuerda: el máximo que puedes contribuir es $6,000 (o $7,000 si tiene 50 años o más). Para completar la transferencia, asegúrate de tener a mano la cuenta bancaria y el número de ruta.

Si prefieres depositar fondos en tu cuenta a través de una transferencia 401 (k), se te pedirá que proporciones la siguiente información:

  • El nombre de tu empresa
  • La dirección de tu empresa
  • Tu administrador actual de 401 (k)

Ten en cuenta que la transferencia de tu 401 (k) está excluida de los límites de contribución de tu IRA, por lo que aún puedes contribuir a tu IRA.

  1. Invertir tus Activos

Cuando abras tu IRA, podrás elegir qué tan involucrado te gustaría estar.

Si eres nuevo en la inversión y prefieres el enfoque de “no intervención”, podrás seleccionar entre una variedad de fondos mutuos y fondos cotizados en bolsa (ETF). Estas ofertas proporcionan carteras de asignación de activos premezcladas, por lo que no tendrás que seleccionar y supervisar todas y cada una de las inversiones. Una vez que realices tus inversiones, puedes “configurarlo y olvidarlo”.

Sin embargo, si prefieres ser más práctico, tendrás mucha flexibilidad para administrar tu IRA. Solo necesitarás investigar, monitorear y reequilibrar tu cartera de manera más consistente (o contratar a un asesor financiero para que lo haga por ti).

Algunos proveedores, como Fidelity, ofrecen “carteras modelo” que puedes seguir mientras inviertes por tu cuenta. Clic aquí para saber más.

Comienza

Al capitalizar el poder del interés compuesto, has dado un paso crucial para prepararte para la jubilación.

En palabras de Albert Einstein, “El interés compuesto es la octava maravilla del mundo. Quien lo comprende, se lo gana. El que no lo hace, lo paga “. Con el tiempo, obtendrás las recompensas de tus inversiones.

Pero las recompensas no solo tienen que detenerse ahí. En uLink, nos dedicamos a recompensar a nuestros clientes en cada paso del camino mientras apoyan a sus seres queridos en su país de origen. Con nuestra nueva oferta, podrás recibir tarjetas de regalo de los principales establecimientos con un valor de $30 en tus primeros 5 envíos. Envía dinero, paga facturas, o recarga teléfonos, con la tranquilidad de que una mayor parte de tu dinero llega con tus seres queridos.

A millas de casa, a solo unos minutos con uLink.

 

                                                            Envía Dinero Ahora