SEGURO MÉDICO PARA EXTRANJEROS: Todo Lo Que Debes Saber

By septiembre 4, 2020 febrero 25th, 2021 uLink Blog
Pareja de expatriados sentados en un escritorio discutiendo el seguro de salud para expatriados

Si eres nuevo en los Estados Unidos, adquirir un seguro de gastos médicos debe ser una de tus prioridades. 

Es una inversión costosa, pero un seguro de gastos médicos te ofrece bienestar y tranquilidad financiera. Sin un seguro, los accidentes catastróficos y los chequeos de rutina aumentarán tus gastos mensuales exponencialmente e incluso, podrás caer en deudas.  

En este breve artículo te mostraremos cómo:

  • Adquirir un seguro médico
  • Ahorrar dinero en el proceso
  • Evitar cometer errores costosos en el camino

Cómo Obtener un Seguro Médico

A diferencia de otros países, en los Estados Unidos no existe un sistema de salud nacionalizado. Para obtener un seguro médico, debes comprarlo a través de aseguradoras privadas e intercambios gubernamentales (como Medicaid).

Durante casi una década, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, también conocida como Obamacare) hizo que tener un seguro médico fuera obligatorio. Si bien, esa parte de la ACA ya no se mantiene a nivel federal, pero algunos estados aún requieren que los residentes tengan cobertura médica para evitar multas fiscales. Haz clic aquí para ver si en tu estado aún aplica este requisito.

Para muchos estadounidenses, la forma más fácil de adquirir un seguro médico es a través de un empleo. Los planes grupales brindan una gran cobertura a una fracción del costo por un seguro privado. 

Si obtener un seguro a través de tu trabajo no es una opción disponible para ti, la siguiente mejor opción es solicitar tu Medicaid.

Inscribirse en Medicaid

Siempre que residas legalmente en los Estados Unidos, serás elegible para una cobertura de Medicaid. Si tienes hijos de hasta 19 años, también serán elegibles para el Programa de seguro médico para niños (CHIP).

Sin embargo, de acuerdo con la ley federal, la mayoría de los extranjeros legalmente presentes deben esperar cinco años antes de inscribirse en Medicaid (los refugiados y los asilados están exentos de esta regla). Una advertencia: no solicites Medicaid si no eres elegible, ya que serás responsable de varias multas grandes.

Si eres elegible, haz clic aquí para obtener más información e iniciar el proceso de solicitud.

Muchos estados extendieron recientemente la cobertura de Medicaid y CHIP a niños y mujeres embarazadas que residen legalmente en los Estados Unidos. Estos servicios se prestarán de inmediato y no requieren un período de espera de cinco años.

Con respecto a la atención de emergencia, Medicaid cubre los tratamientos de emergencia independientemente del estado migratorio elegible (siempre que se cumplan todos los demás criterios de ingresos y residencia del estado).

Si Medicaid no es una solución para ti y tu familia, lo mejor será analizar las opciones que tiene el mercado. 

Ahorrar Dinero en el Mercado

Si es un inmigrante legal, puedes comprar fácilmente un seguro médico privado. Como puedes observar en Google, encontrarás innumerables proveedores en el mercado que podrán diseñar planes para satisfacer necesidades específicas.

Mejor aún, dependiendo de tus ingresos, puedes ser elegible para primas mensuales reducidas y costos de bolsillo más bajos.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., puedes obtener estos descuentos si tu ingreso anual es del 400% del nivel de pobreza federal (aproximadamente $45,960 para una persona) o si tu ingreso familiar anual está por debajo del 100% del nivel de pobreza federal $94,200 para una familia de 4).

Si el ingreso familiar estimado está por debajo del 100% del nivel federal de pobreza, está bien. Aún serás elegible para créditos fiscales y menores costos de bolsillo para cualquier plan de seguro privado que elijas comprar.

3 Errores Comunes Que Se Deben Evitar

Cuando comiences a comparar precios, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

1) Elije Costo Sobre Calidad

“La calidad no cuesta. Vale la pena.” Este es un buen consejo para recordar, especialmente con algo tan vital como un seguro de gastos médicos. Es parte de la naturaleza humana buscar buenas ofertas, pero recuerda que estás comprando un seguro para protegerte (a ti y a tu familia) contra lo inesperado. Asegúrate de obtener la mejor cobertura para tus necesidades.

2) No Retengas Información Clave

Proporcionar información completamente precisa a tu proveedor de seguros es extremadamente importante. Por ejemplo, si tienes una condición médica preexistente, debes revelar los detalles a tu aseguradora. Si no lo haces, tu proveedor podrá invalidar tus reclamos, rescindir tu póliza y dejarte sin ninguna protección física o financiera.

3) Nunca Confíes En Tu Póliza De Seguro Nacional

Es fácil evitar comprar una nueva póliza de seguro y confiar en tu cobertura de tu país de origen. Esto puede ser un error costoso. Aunque tu póliza de seguro nacional puede brindarte un servicio excelente, lo más probable es que no te cubra un tratamiento en los Estados Unidos. Por lo tanto, cualquier accidente o enfermedad que experimentes en los EE.UU. generará costos de atención médica significativos. Asegúrate de abrir un nuevo plan de seguro en los Estados Unidos para estar debidamente protegido.

Si viajas con frecuencia o planeas dividir tu tiempo entre tu país de origen y los EE.UU., también puedes considerar abrir una póliza de seguro internacional. Los mejores proveedores como Aetna y Cigna pueden ayudarte a desarrollar estos planes internacionales.

Comienza 

En uLink, sabemos lo duro que trabajas por tu dinero. Es por eso que ofrecemos excelentes tasas de cambio y tarifas desde $0 para que puedas enviar la mayor cantidad posible a casa.  

Además, por tiempo limitado, nuestros nuevos clientes obtendrán una tarjeta de regalo de $10 en su primer, segundo y quinto envío para disfrutarlas en los principales establecimientos. 

Esto es un total de tres tarjetas de regalo de $30 después de tus primeras cinco transacciones.

¡Enviar dinero ahora!

Share via:

Copy link